23 de octubre de 2014 / 08:42 p.m.

 

El 20 de enero del 2010 Rodrigo Rojas marcó gol en el clásico de argentina que River Plate ganó 3-1 a Boca Juniors.

Aunque se trataba de un juego amistoso, el paraguayo de los Rayados dijo saber lo que puede significar un clásico, porque en ese tipo de partidos es donde los jugadores pueden llegar a convertirse en ídolos de los aficionados.

"Sí, no hay nada más hermoso en el futbol que convertir en un clásico, creo que es una sensación única, es algo que le marca a un jugador y también a la gente, entonces son de esos partidos que uno no puede olvidar y donde también se tiene que demostrar la jerarquía de cada jugador", declaró Rojas.

-¿Son los juegos que se quedan en la memoria de la gente?

"Sí, lógicamente porque es el partido que para el aficionado es más importante ante el eterno rival y creo que ahí es donde por ahí empiezan a nacer los ídolos de la gente y es muy importante para cada jugador hacerlo bien".

El mediocampista dijo que la semana se ha vivido de una forma diferente, porque más allá de que el Monterrey haya perdido el partido anterior, todos saben la importancia de salir con un triunfo en el juego de este sábado en el Tec.

Reconoció que el hecho de estar como local, ante sus aficionados, implica un compromiso mayor para salir a ganar los tres puntos.

El sudamericano admitió que tras la lesión sufrida en el tobillo izquierdo ahora deberá trabajar para ganarse otra vez oportunidades con el Monterrey.

Aunque ha sido titular sólo un partido en la campaña, Rorigo Rojas no ha participado en los últimos cinco juegos debido a la lesión en el tobillo.

TOMÁS LÓPEZ