NOTIMEX
12 de noviembre de 2013 / 02:20 a.m.

Moscú.- La antorcha para los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014 regresó hoy a la Tierra, a bordo de la nave rusa Soyuz TMA-09M, tres días después de realizar lo que fue la primera caminata espacial de la historia de una antorcha olímpica.

El módulo de descenso de la nave aterrizó esta mañana en una zona desértica de la localidad de Dzhezkazgan, en el centro de Kazajstán, sin contratiempos y conforme a lo previsto, informó un portavoz del Centro de Control de Vuelos (CCVE) de Rusia.

A bordo de la nave, regresaron el cosmonauta Fiodor Yurchijin, de la Agencia Espacial Rusa (Roscosmos), y los astronautas Karen Nyberg, de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), y el italiano Luca Parmitano, de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El módulo de descenso de la Soyuz TMA-09M aterrizó alrededor de las 06:49 horas locales (02:49 GMT), tres horas después del desacoplamiento de la Estación Espacial Internacional (EEI), según reportes de las agencias informativas rusas Itar-tass y Novosti.

El portavoz del CCV confirmó que los tres tripulantes de la nave, quienes permanecieron en la EEI por 165 días, fueron sometidos a exámenes de rutina, los cuales verificaron que se encuentran bien y en buenas condiciones de salud.

Una hora después del aterrizaje, Yurchijin entregó la antorcha a los representantes del Comité Olímpico de Rusia, organizador de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, que serán realizados entre el 7 y el 23 de febrero de 2014 en esa ciudad.

El símbolo olímpico viajó a la EEI el 7 de noviembre pasado a bordo de la nave rusa Soyuz TMA-11M, que trasladó al complejo orbital a una nueva tripulación, entre ellos el astronauta japonés Koichi Wakata, quien está ahora al frente de la tripulación de la EEI.

En la EEI continúan su misión los rusos Mijaíl Tiurin, Serguei Riazanski y Oleg Kótov, quien sustituyó a Yurchijin al frente del laboratorio espacial, así como los estadunidenses Michael Hopkins y Rich Mastracchio, y Wakata.

El sábado pasado, los cosmonautas Kotov y Riazanski sacaron al exterior de la EEI la antorcha durante seis horas, en lo que fue la primera caminata espacial de la historia de una antorcha olímpica, que quedó inmortalizada en fotografías y un video.

Pese a que la antorcha se mantuvo apagada durante todo el vuelo por razones de seguridad y que antes fue llevada al espacio, -para los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y de Sydney en 2000-, esta fue la primera vez que estuvo fuera de la EEI.

La antorcha de Sochi, que fue encendida por el presidente ruso Vladimir Putin el 6 de octubre pasado en la Plaza Roja de Moscú, recorrerá durante cuatro meses las 83 regiones de Rusia, un viaje de 56 mil kilómetros, el más largo en la historia de los Juegos Olímpicos