25 de julio de 2013 / 08:58 p.m.

 México  • Manuel Álvarez, presidente del jurado del Premio Quórum 2013 y coordinador del área industrial de dicho proyecto, afirmó hoy en conferencia de prensa que el “diseño es una disciplina que apela a los sentidos”. Por tal motivo y para impulsar el diseño en el país, fueron reunidos seis coordinadores y 30 personas para ser jueces para seleccionar los mejores trabajos del mundo del diseño.

“La importancia de Quórum es conectar, para que este premio sea relevante y tenga una trayectoria para enlazar el diseño con la sociedad, el gobierno, la iniciativa privada y con los mismos diseñadores. El valor del jurado es elevar el estándar del diseño y que el premio sea un aval de innovación”, a decir de Jorge Diego Etienne, juez de diseño industrial.

En el Museo Franz Mayer fueron presentados varios de los miembros del jurado, conformado por líderes de opinión del mundo del diseño con proyección nacional e internacional de diferentes generaciones, como Miguel Calderón o Jorge Diego Etienne. Las categorías fueron divididas en seis ramas: gráfico, industrial, digital, animación e ilustración, además de que en esta edición se le da la bienvenida a la categoría de la moda.

“La iniciativa de sumar moda a las disciplinas es un cambio para el entorno de la moda en México porque nos permitió evolucionar y estar en este entorno del diseño e interconectarnos”, dijo Anna Fusoni, coordinadora de esa categoría en Quórum.

Este año se recibieron 804 proyectos, lo que representa un aumento en la participación del 16.5 por ciento en comparación al año pasado. Asimismo, en esta edición se contó con la participación de 23 estados de la República mexicana. El objetivo es premiar a los proyectos que representarán el estándar a seguir durante el próximo año en la industria nacional bajo tres criterios específicos: concepto, ejecución y congruencia.

Los ganadores del Premio Quórum 2013 se darán a conocer el 30 de septiembre a las 19:00 horas en el Palacio de Bellas Artes; en noviembre los trabajos sobresalientes serán reunidos y exhibidos al público en el Museo Franz Mayer.

— VIRIDIANA CONTRERAS