4 de febrero de 2013 / 02:17 a.m.

Casi todo el alumbrado del estadio techado se apagó, instantes después que Jacoby Jones había anotado por los Ravens al recibir la patada inicial del segundo tiempo. Restaban 13:22 por jugar en el período.

Después de algunos minutos, un locutor informó a través de los parlantes que el Superdome de Nueva Orleáns había sufrido un interrupción del servicio eléctrico y se le pidió a los espectadores permanecer sentados.

Algunos de los aficionados empezaron a hacer la ola para entretenerse, mientras que los jugadores se congregaron a los costados de la cancha.

Los árbitros se reunieron en el terreno y parecían conversar con empleados del estadio.

AP