24 de septiembre de 2013 / 06:05 p.m.

WASHINGTON.- Arabia Saudita encabeza la lista de países con leyes que más limitan el potencial económico de las mujeres, mientras que el sur de Asia, Oriente Medio y el norte de África han hecho los menores progresos en los últimos 50 años para mejorar sus oportunidades, según un estudio publicado el martes.

En el pasado medio siglo, los derechos de las mujeres en todo el mundo han mejorado significativamente y sin embargo en casi el 90 por ciento de los 143 países analizados en un estudio del Banco Mundial, persiste al menos una ley que prohíbe a las mujeres acceder a ciertos trabajos, abrir una cuenta bancaria, disponer de capital o tomar decisiones independientes.

Un total de 28 países hacen 10 o más distinciones legales entre los derechos de hombres y mujeres, y la mitad de estos países se encuentran en Oriente Medio y el norte de África, seguidos por 11 del África subsahariana, según el estudio.

En América Latina y el Caribe, África subsahariana y Asia oriental, las restricciones legales se han reducido a la mitad desde 1960, dijo Augusto López-Claros, director de indicadores globales del Banco Mundial.

El informe del Banco Mundial muestra que donde hay una brecha de género en derechos legales, menos mujeres poseen sus propios negocios y la desigualdad de ingresos es la más grande, una conclusión que ofrece una nueva visión del impacto que podría tener reducir las barreras de las oportunidades económicas de las mujeres en la disminución de la pobreza.

"Cuando mujeres y hombres participan en la vida económica en igualdad de condiciones, pueden contribuir con sus energías a construir una sociedad más cohesionada y una economía más resistente", dijo el presidente del Banco Mundial, Jim Young Kim, al presentar el estudio titulado "Las mujeres de negocios y la ley".

Kim ha fijado como prioridad del Banco Mundial acabar con la pobreza extrema para 2030. Potenciar la capacidad femenina es, según los expertos en desarrollo, crucial para ese objetivo, dado que las mujeres tienen la responsabilidad primordial de la familia.

RETRASO EN ORIENTE MEDIO

Sin embargo, la región de Oriente Medio muestra el menor progreso y algunos países han retrocedido.

Yemen y Egipto han retirado de sus constituciones las prohibiciones a la discriminación de género. Irán ha permitido a los maridos impedir que trabajen sus esposas, ha establecido restricciones a la movilidad femenina y limitado su trabajo en el sector judicial, señaló el estudio.

Sarah Iqbal, autora principal del informe del Banco Mundial, dijo que la persistencia de las restricciones legales sigue siendo uno de los aspectos más desalentadores del estudio. "Hemos recorrido un largo camino, pero todavía queda un gran camino por recorrer", dijo en una rueda de prensa.

Alrededor del 25 por ciento de los países encuestados no tienen leyes frente a la violencia doméstica y de nuevo en Oriente Medio y el norte de África es donde hay menos protección, halló el estudio.

Además, Argelia y Marruecos son los únicos países en la región que tienen leyes contra el acoso sexual en el trabajo.

Sin embargo, en los dos últimos años se han hecho avances en todo el mundo. Cuarenta y cuatro países mejoraron las oportunidades económicas para las mujeres entre abril de 2011 y abril de 2013, el período de tiempo que cubre el informe, y no se impusieron nuevas restricciones.

Costa de Marfil y Mali, por ejemplo, ya no permiten a los maridos prohibir trabajar a sus esposas, Filipinas ha retirado las restricciones al trabajo nocturno de las mujeres y Eslovaquia ha aumentado el salario que se paga a las trabajadoras durante las licencias por maternidad.

El informe de 2014 abarca 143 países y estuvo basado en un análisis de las leyes y en entrevistas con expertos locales en la legislación familiar y laboral.

También analizó cómo las condiciones han cambiado en los últimos 50 años en dos indicadores: el acceso de las mujeres a las instituciones y el uso de la propiedad en 100 países.

AP