15 de marzo de 2014 / 03:03 a.m.

El lateral del Real Madrid, Alvaro Arbeloa, será baja por casi dos meses por una lesión de rodilla, un contratiempo que pone en duda su participación con la selección española en la próxima Copa del Mundo.

Arbeloa dijo que la lesión de la rodilla derecha es peor de lo que pensó, aunque indicó que "si todo sale bien, estaré fuera entre seis y ocho semanas".

El lateral derecho de 31 años ha sido titular con la selección española desde la Eurocopa de 2008, pero no fue convocado por el técnico Vicente del Bosque para un reciente amistoso contra Italia.

De todas formas, el ex jugador de Liverpool espera estar en las canchas en mayo.

"Mi intención es recuperarme de este contratiempo y poder incluso ayudar a mi equipo en una posible final de la Champions League y posteriormente ayudar a España en el Mundial si fuera convocado", expresó el futbolista.

El técnico del Madrid, Carlo Ancelotti, dijo el viernes que Dani Carvajal ocupará el puesto de Arbeloa.

"Arbeloa falta y lo notamos porque falta su actitud en los entrenamientos, su profesionalidad, su habilidad en el campo", afirmó el timonel italiano. "Esta semana he trabajado con Nacho en el lateral derecho por si hubiera algún problema con Carvajal. Nacho tiene calidad para jugar ahí y como última opción estaría Sergio Ramos".

El Madrid encabeza la clasificación con tres puntos de ventaja sobre el Atlético de Madrid, y cuatro más que el Barcelona.

A diferencia de su predecesor José Mourinho, Ancelotti ha demostrado un gran tacto para mantener la armonía en un vestuario repleto de estrellas con grandes egos, incluso cuando tuvo que mandar a algunos a la banca.

Jóvenes figuras como Francisco "Isco" Alarcón, Jesé Rodríguez y Asier Illarramendi han sido relegados a la banca, en un ataque encabezado por Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gareth Bale.

Ancelotti comparó a Isco con Clarence Seedorf, una ex estrella del Milan y ahora timonel de ese club italiano.

"He hablado con él por la comparación con Seedorf y está contento porque le gustaba Seedorf y también he hablado con Seedorf y también estaba contento porque le considera un jugador con talento", bromeó Ancelotti.

El entrenador también desmintió los reportes de que el extremo argentino Angel Di María no quiere jugar el sábado contra el Málaga, para no arriesgarse a ser amonestado y perderse el clásico de la siguiente fecha contra el Barsa.

"Si lo ha dicho me sorprende", afirmó. "No hay un partido más importante que otro, el más importante es el de mañana y pondré el mejor equipo posible sin pensar si al jugador le van a sacar amarilla porque tengo confianza en toda la plantilla. Si le sacan tarjeta jugará otro jugador contra Barcelona".

AP