AP
23 de marzo de 2014 / 02:50 a.m.

El defensor de Arsenal Kieran Gibbs fue expulsado erróneamente en vez de su compañero Alex Oxlade-Chamberlain durante el partido del sábado contra Chelsea en la Liga Premier.

Oxlade-Chamberlain tocó la pelota con la mano en el área penal a los 15 minutos cuando voló para atajar un remate de Eden Hazard estando Arsenal en desventaja de 2-0.

Pero Oxlade-Chamberlain se salvó de la tarjeta y el árbitro Andre Marriner echó a Gibbs sin motivo aparente.

Se vio cuando Oxlade-Chamberlain le decía al árbitro "Fui yo". Pero la tecnología sólo se usa en la Premier para fallar en caso de goles en disputa.

Hazard anotó el penal para dar en ese entonces una ventaja de 3-0 a Chelsea, que terminó ganando 6-0.

La UEFA aprovechó rápidamente la equivocación del árbitro para argumentar que la liga debía adoptar su sistema de cinco jueces. Se coloca uno detrás de cada arco en la Liga de Campeones y la Liga de Europa después que el presidente de la UEFA, Michel Platini, rechazó el uso de la tecnología.

"Con un árbitro asistente adicional detrás de la línea de gol, el árbitro no habría expulsado al jugador equivocado. La tecnología no es la respuesta", escribió en Twitter el director de prensa de Platini, Pedro Pinto. "La respuesta son más pares de ojos. La GLT (tecnología de la línea de gol) ayuda a las decisiones de gol, pero el sistema de cinco jueces permite más ángulos de visión. No es un recurso contra el otro".

Mira aquí el vídeo: