Redacción
30 de octubre de 2013 / 08:48 p.m.

 

El 2 de noviembre es el día en los mexicanos festejan el  “Día de Muertos” y aunque el nombre se oye muy escalofriante es la fecha en el que honran la vida  de los seres queridos que han fallecido.

Como parte de la celebración y la tradición se prepara un  altar de muertos,  que hace honor a los difuntos. Existen diferentes tipos de altares de 7 escalones, 3 escalones y 2 escalones.

  

 

Para preparar alguno de estos altares, deben contener al menos estos elementos:

Un altar, de siete niveles es uno de los más tradicionales ya que  simbolizan los pasos necesarios para llegar al cielo y así poder descansar en paz.

Imágenes de los santos devotos, en el primer escalón por parte de la tradición se agregan la imagen, estampa del  o los santos a los que le tenía devoción el difunto.

Estampa de las almas del purgatorio, estas imágenes o estampas van el segundo nivel.

Sal, representa el medio de purificación de los espíritus y se coloca en forma de cruz en el tercer nivel.

Fotos del difunto, este se pone en el  sexto escalón del altar. El altar puede ser para una o más personas y puedes agregar las fotografías de los difuntos.

Calaveras de azúcar, se colocar en el altar decoradas con lentejuelas y colores, aludiendo a la muerte de una forma festiva y colorida. Las calaveras de azúcar pueden ir en cualquiera de los niveles como adorno.

Los alimentos, estos se colocan en el cuarto nivel, se agrega un elemento indispensable que es el “pan de muerto”, que está adornado con huesos en forma de cruz. En el quinto nivel se agrega el platillo preferido del difunto, así como las frutas que eran de su gusto.

Velas, cirios o veladoras, se considera como una luz que guía en este mundo. Por tradición las velas, cirios o veladoras son de color morado o blanco, ya que significa el duelo y la pureza. Los cirios pueden ir como una cruz, por los cuatro puntos cardinales, y las veladoras pueden estar por el camino para llegar al altar.

Flores de Cempazúchitl, esta flor se conoce como la flor de muerto, ya que comúnmente se utiliza para altares y tumbas. Y por su aroma representa que sirve de guía a los espíritus en este mundo.

Papel picado se considera una representación de la alegría festiva del “Día de Muertos”.

Vaso de agua, refleja la pureza del alma, el cielo continuo de la regeneración de la vida y de las siembras.

Objetos personales, en el altar debe de ir los objetos favoritos del difunto como música, libros, joyería, solo por mencionar algunos. Incluso se agrega las bebidas alcohólicas que eran de la preferencia del difunto. Esto es con la finalidad de que el espíritu pueda recordar los momentos de su vida.

 

 

 

En el primer escalón  que representa el cielo se colocan imágenes de los santos.Si se forma de tres niveles, este altar representaría, el cielo, el inframundo y  la tierra.

En el segundo escalón  van las imágenes de las almas del purgatorioEn el tercer escalón  se colocan todas las ofrendas, como platillos típicos, objetos personales del difunto, entre otros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

O si el altar llega a ser de dos niveles en estos están marcados por una mesa, el suelo, el cielo y la tierra respectivamente. 

 

En la mesa  se colocan las imágenes de los difuntos, y los símbolos de su fe como cruces, estampas, entre otros. Así como elementos que tengan que ver con el agua y el fuego. En la mesa también se le agregan las comidas favoritas del difunto.En el suelo  se colocan elementos que tengan que ver con el aire y la tierra, así como agregar el incienso, semillas y frutas.