BLANCA VALADEZ
1 de septiembre de 2013 / 05:06 p.m.

México • El gobierno federal arrancó una estrategia contra la obesidad y la diabetes que contempla una inversión superior a los 100 millones de pesos, y en la cual no se cederá a la industria de alimentos la posibilidad de autorregularse, sino que tendrá que mostrar, en etiquetados sencillos, desde la carga calórica de sus productos procesados, como bebidas azucaradas, pastelillos y botanas, hasta el retiro de publicidad engañosa sobre supuestas cualidades nutricionales.

A pesar de que ya se implementan acciones contra la obesidad y prevención de la diabetes, no se ha detallado el nombre de la campaña, ya que la dará a conocer en las próximas semanas el presidente Enrique Peña Nieto, como parte de sus políticas públicas enfocadas a reducir los riesgos metabólicos que se están convirtiendo en un severo problema económico y de salud pública.

La Secretaría de Salud (Ssa) expuso ante legisladores e industriales que la epidemia de obesidad constituye un factor de riesgo para desarrollar enfermedades crónico-degenerativas, diabetes mellitus, cardiacas e hipertensivas, dado a que siete de cada 10 mexicanos tienen sobrepeso u obesidad, lo que se contribuye a cerca de 200 mil muertes al año y genera un gasto que en una década superará los 150 mil millones de pesos; actualmente es de 27 mil millones para tratar complicaciones.

Esta estrategia fue lanzada por Ssa, en conjunto con la Secretaría de Educación Pública (SEP) considerando que en México, según la Encuesta Nacional de Salud 2012, 7 millones de personas refirieron haber sido diagnosticadas con diabetes; se estima que la cifra podría llegar a 10 millones, ya que muchos ignoran que padecen la enfermedad.

La Ssa hará cumplir la NOM-051-SCFI/SSA1-2010, junto con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, para que sean más rigurosas las etiquetas de toda la gama de productos: declarar los ingredientes contenidos, las calorías por porción, recomendaciones de consumo, beneficios y funcionalidad.

La medida, ya arrancó la difusión de mensajes sobre los daños a la salud por el consumo de alimentos altamente calóricos y se prevé que se incluya en los libros de textos de la SEP material de salud entre los menores de quinto y sexto grado.

"México tiene altos índices de obesidad infantil: es el primer lugar a escala mundial, por arriba de Estados Unidos, según reportes de la ONU. Uno de cada tres mexicanos tiene sobrepeso a causa de una mala alimentación.

La diabetes es una enfermedad identificada como una de las causas de incapacidad médica entre la población joven económicamente activa, y abundan los casos de personas de entre 45 y 50 años que sufren amputaciones, deficiencia renal crónica o retinopatía diabética, entre otras complicaciones.

Según la Encuesta Nacional de Salud 2012, la prevalencia en adultos mayores de 20 años es de 9.2 por ciento, es decir, dos puntos porcentuales por arriba de lo que se encontró en 2006, que era de 7.1, mientras que en 2000 fue de 4.6.

En 12 años se ha duplicado la prevalencia de la diabetes y, por ello, se considera una “emergencia de salud pública” que tiene que enfrentar el Sistema Nacional, ya que de 10 millones, en el corto plazo se puede pasar a 16 millones de enfermos.

El secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued Ortega, señaló que se sumarán a la estrategia ya que la red hospitalaria del Gobierno del DF ha atendido a casi 47 mil pacientes diabéticos, de los cuales cerca de 60 por ciento lleva un control de su enfermedad.

El año pasado se realizaron 290 mil 754 pruebas de diabetes, mediante las cuales pudieron detectarse 57 mil 288 casos positivos. Tan solo en el sistema de salud del DF la diabetes ha cobrado la vida de 8 mil 890 personas en 2012

En la Expo-Cumbre Mundial de Diabetes, Obesidad, Nutrición y Problemas Cardiovasculares, que se lleva a cabo en el WTC hasta el 1 de septiembre, la industria se ha dado a la tarea de informar, de mejorar sus productos y combinarlos con hábitos alimenticios saludables, como lo externó Grupo Peñafiel al usar edulcorantes y con 35 por ciento reducido en sodio.

 

LACTAR A BEBÉS PREVIENE SOBREPESO

La Dirección General de Salud Pública de la Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ) recomendó la leche materna para prevenir la obesidad infantil y porque aporta nutrientes que previenen muchas enfermedades.

La dependencia indicó que la obesidad se caracteriza por la acumulación de grasa, principalmente en el abdomen, lo que provoca cambios en el cuerpo, incluso desde los primeros meses de vida.

Señaló que algunas de las causas de la obesidad previas al nacimiento son que la mamá tenga obesidad, que durante el embarazo aumente considerablemente de peso o que padezca diabetes.

Otra de las causas que pueden provocar obesidad antes de los primeros seis meses de vida es proporcionar al infante alimentos que no sean leche materna, como refresco o jugos.

Recomiendan que a partir del sexto mes se combine leche materna con purés de frutas, verduras y papillas a base de arroz en pequeñas cantidades; se reitera que antes de los 180 días el alimento ideal es la leche materna.

Otras acciones preventivas que sugiere son alimentarse con frutas, verduras y cereales integrales, tomar agua (ocho vasos al día), realizar un promedio de 60 minutos de actividad física diaria y no consumir alimentos que contengan mucha grasa, sal y azúcar.