REDACCIÓN
28 de julio de 2014 / 08:03 p.m.

Con este calor es muy refrescante ir a una alberca y darse un chapuzón, incluso algunos prefieren echarse un clavado.

Sin embargo, subir hasta la plataforma de 10 metros puede ser intimidante para muchos, como esta mujer que se arrepiente al último segundo y ahí es donde le va peor, pues cae hasta la siguiente rampa y después de golpearse cae hasta el agua.