26 de julio de 2014 / 06:58 p.m.

Ladrones ingresaron a la Casa Club del equipo León y robaron objetos personales de los jugadores del cuadro esmeralda. Por segunda ocasión en menos de ocho meses la institución ha sido víctima de la inseguridad.

Milenio confirmó que los amantes de lo ajeno ingresaron a la Casa Club que se ubica en el tajo a Santa del Conde –metros antes de llegar al autódromo- ; el hecho se registró a inicios de semana. Hasta ayer por la tarde el robo no había sido denunciado en el ministerio público.

El robo se registró la madrugada del martes. Los ladrones aprovecharon la oscuridad para entrar a los vestidores de la Casa Club y llevarse ropa, perfumes, aparatos electrónicos, sandalias y otros objetos de los bicampeones.

"En Casa Club sólo está un guardia, dijo que escuchó ruidos en la noche y cuando dio una vuelta por el lugar vio que los vestidores estaban abiertos y los barrotes rotos, entró y vio todo en desorden y reportó el hecho al Club. Al siguiente día todos vimos que faltaban cosas", comentó la fuente consultada, quien además dijo que no hubo personas sometidas para efectuar el delito.

Otras personas allegadas al equipo comentaron que el monto de lo robado puede alcanzar los 40 mil pesos según el valor de los objetos.

Se cree que los ladrones entraron por un costado, ya que el lugar no cuenta con una malla, o una barda que limite las instalaciones del Club y que los divida de los terrenos de siembra que están a un lado. Las instalaciones no tienen protección a su alrededor.

Esta sería la primera vez que se registra un robo en este lugar. La Casa Club es el lugar de entrenamiento del equipo esmeralda, propiedad de la familia Davino y lo renta a Grupo Pachuca.

El lugar está compuesto por un lago artificial, gimnasio, vestidores, una cancha de pasto sintético y dos de pasto natural, una alberca.

El equipo hace sus entrenamientos en este establecimiento al menos cuatro días a la semana.

Afortunadamente para la institución el gimnasio está intacto y en el resto del lugar no se ocasionaron daños.

Este no es el primer robo que tiene el equipo León. El primero se registró en diciembre del año pasado a las afueras del estadio, dos empleados fueron asaltados cuando iban a depositar dos millones de pesos generados por la taquilla durante la liguilla del torneo anterior.

Los empleados se dirigían a un banco que se ubica en contra esquina del Nou Camp, en esa ocasión sí se presentó la denuncia del hecho a las autoridades.

"El personal del club fue encañonado; les quitaron el valor, los empleados se encuentran bien, con golpes leves", dijo que en aquel hecho el vicepresidente deportivo Rodrigo Fernández. Hasta el día de hoy no hay detenidos my no se recuperó lo robado.

FRANCISCO VELA