19 de junio de 2014 / 10:48 p.m.

Brasil sólo quiere ser primero de grupo y no jugará contra Camerún pensando en elegir su adversario para su posible clasificación a octavos de final, afirmó el portero Julio César.

"Pasar en el primer (lugar) es nuestro objetivo. En toda competición pensamos hacer lo mejor. No pensamos en huir de A, B o C, no nos interesa. Hacer el trabajo bien hecho te da confianza", comentó el guardameta.

Brasil juega contra Camerún el próximo lunes, un día después de que se enfrenten Holanda y Chile en el Grupo B, por lo que el equipo anfitrión podría tratar de elegir su posible rival en octavos.

Julio César se negó a decir qué adversario prefiere para octavos, pues consideró que eso sería una "falta de respeto" a su rival de la tercera jornada, Camerún, aunque reconoció que "Brasil está en una posición buena" en su grupo.

Consideró que el equipo de Samuel Eto'o es "físicamente fuerte" y que, "independientemente de estar eliminada" intentará ganar a Brasil.

El arquero de 34 años mostró confianza en el progreso del juego de Brasil, dijo que "el grupo va a evolucionar y va a llegar a lo que el aficionado anhela", recuperando el fútbol que mostró el año pasado en la Copa Confederaciones.

Sobre los dos primeros partidos del Mundial, aseguró que Brasil se comportó "maravillosamente bien" y "en ningún momento perdió la cabeza" ante adversarios difíciles como Croacia y México.

"Fue buenísimo para entrar en el clima del Mundial. Encarar selecciones como México, que esta siempre llegando. Prefiero encarar dificultades como éstas para estar en el clima y concentrados desde el comienzo", comentó.

AGENCIAS