22 de abril de 2014 / 11:42 p.m.

El capitán del club alemán Bayern Munich, Philipp Lahm, se dijo consciente de que ganar en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, España, es algo muy complicado, pero recordó que el equipo está ahí para ganar.

"No es suficiente lograr un empate. Somos un equipo fuerte. Hemos ganado la Bundesliga y tenemos que ser ambiciosos, y queremos ganar la Champions League. Estamos aquí para ganar, pero todos somos conscientes de que será complicado", declaró.

Mañana, miércoles, Munich se enfrentará con Real Madrid en el Bernabéu, donde disputarán la ida de las semifinales de la Liga de Campeones de Europa, ronda en la que se enfrentan por segundo año consecutivo.

"Es muy bonito jugar en el Santiago Bernabéu. Me siento muy cómodo aquí. Tengo buenos recuerdos de este campo y siempre he tenido una buena sensación cuando hemos estado aquí", destacó el lateral.

La temporada pasada, el conjunto bávaro los superó en la tanda de penales luego de quedar empatados en el global 3-3. "Nos vamos a medir dos conjuntos plagados de internacionales. Estos partidos se deciden con corazón y pasión", indicó.

Por otra parte, el defensa español Javi Martínez advirtió del peligro que suponen los contragolpes "merengues", además de que confesó que tendrá especial cuidado con el galés Gareth Bale, quien es "clave, está marcando la diferencia".

"Tenemos que controlar los contraataques del Madrid. Son muy rápidos en cuanto les dejas un poco de espacio. Tienen jugadores muy rápidos y debemos de tener cuidado. Este Madrid es más ofensivo por los jugadores que tiene. Deberemos estar atentos", sentenció.

NOTIMEX