4 de febrero de 2014 / 10:24 p.m.

El español Rafa Benítez, entrenador del Nápoles, ha pedido hoy, la víspera del partido de ida de las semifinales de la Copa de Italia ante el Roma, la unidad de todos y ha destacado que él sigue "adelante" y confía "en el grupo y en el proyecto".

"Hay que estar unidos; es la clave para mejorar. La gente que ama al Nápoles debe estar cerca de nosotros y permanecer tranquila porque sólo así podremos mejorar. Yo sigo adelante y confío en el grupo y en el proyecto", afirma Benítez en la conferencia de prensa previa que recoge la web del club partenopeo.

"Tras el mercado de invierno tenemos una plantilla más sólida y equilibrada. Gestionar las energías será importante, y las rotaciones serán necesarias si queremos alcanzar los objetivos. El Roma es un buen equipo, y nuestro objetivo es marcar y obtener un buen resultado. Luego seguiremos trabajando y echaremos cuentas al final", agrega el técnico madrileño.

Al referirse al partido del pasado domingo en Bérgamo, en donde su equipo perdió 3-0 ante el Atalanta, Benítez afirma: "Jugamos un buen primer tiempo. Cometimos errores individuales pero, incluso después del primer gol recibido, pudimos empatar y el partido hubiera sido distinto. Pero el equipo demostró un buen nivel físico y estuvo bien situado en el campo. Una cosa son los errores y otra el partido en su conjunto".

Mañana ante el Roma Benítez espera una reacción de orgullo: "Espero un equipo motivado y con mentalidad positiva para hacer un buen partido. El Roma tiene una buena defensa, mucho equilibrio y jugadores expertos en el medio para tener el balón y tocarlo bien. En el partido de Campeonato logramos marcar. Intentaremos repetirlo y tener un poco más de suerte".

"El objetivo es marcar. Tenemos que jugar sin cálculos para marcar y obtener un resultado positivo. El equipo está bien, espero ver la misma actitud y mentalidad que contra la Lazio en la ronda anterior de la Copa", agrega

"Tenemos que estar unidos. Ésta es la clave. Hay que seguir trabajando incluso más fuerte, pero el mensaje a los aficionados debe ser de tranquilidad. Los chicos están dando el máximo para mejorar. Hemos conformado una plantilla más sólida y equilibrada. Yo observo y confío porque veo la calidad de la plantilla. Sé que podemos ser aún más competitivos", insiste el entrenador español.

A la pregunta de si ha hablado últimamente con el presidente del Nápoles, Aurelio de Laurentiis, Benítez comenta: "Sí, nos hemos mensajeado, hablamos constantemente. El presidente es una persona inteligente, sabe dónde estamos y dónde queremos llegar. A todos nos duele el resultado pero sabemos lo que estamos haciendo también pensando en el futuro".