CARLOS HERNÁNDEZ
2 de mayo de 2014 / 10:00 p.m.

Santos Laguna cerró su preparación para el partido de vuelta de Cuartos de Final, que disputará este sábado ante el América en el Estadio Corona. La escuadra lagunera trabajó a puerta cerrada, con la confianza de hacer lo necesario para avanzar a semifinales.

En la cancha se ha hablado fuerte, los jugadores se muestran comprometidos y saben que se juegan todo, así que con esa actitud afirman van a saltar a la cancha la noche de este sábado.

El volante uruguayo Ribair Rodríguez, afirmó que desde que terminó el partido del miércoles empezaron a pensar en la revancha. "Estamos con ganas de afrontar lo que viene, un partido que se anticipa difícil por la desventaja que tenemos, aunque en realidad estamos tranquilos por el potencia que tenemos, sólo hay que corregir los errores".

En cuanto a cómo contener el ataque de América, que les metió cinco en la ida, dijo estar tranquilos al igual que sus compañeros, pues ya lo han hablado en el vestidor, que ya les hicieron daño. "Creo que a los 70 minutos se nos fue el partido de las manos, así que si ahora estamos más atentos, con la experiencia que nos dejó ese resultado".

Considera que al América hay que atacarlo los 90 minutos y no cederle la iniciativa, por eso insiste en que en Santos deben ser inteligentes, atacarlos porque tienen el potencial ofensivo para hacerlo, además de las armas. "Lo que nos complicó fue quedarnos mal parados en los últimos 15 minutos de juego, así que ahora son 90 minutos en casa, tenemos un buen plantel y hay que demostrarlo en la cancha".

Ribair considera necesario estar muy concentrados, pues "un error va llevando a otro, tal vez por falta de comunicación nuestra nos hicieron daño, en ordenarnos en sectores claves de la cancha, eso es lo que más se ha señalado, además de otras cosas que quedan entre nosotros. Sabemos que fueron fallas claves y muy marcadas; nos golpearon muy duro, eso ya quedó en el pasado, somos conscientes de que tenemos otra revancha en los que tenemos hacer un buen partido".

Afirma que en Santos están tranquilos porque conocen su potencial, pero también saben que están ante un gran rival, un equipo grande que sabe jugar estos partidos, así que deben tomar este compromiso con la necesidad que requiere.

Desde su punto de vista, la camiseta del América no pesa más que la de Santos, "en particular son pocos los rivales los que nos quieren enfrentar, saben los jugadores que tenemos, somos un equipo duro y sabemos hacer las cosas, pero sabemos que si no jugamos al cien por ciento de nuestra capacidad, somos un equipo muy endeble".

Advirtió que deben evitar la desesperación, "sabemos que si vamos al ataque sin inteligencia nos pueden atacar, ahí va a ser mucho más difícil, así que hay que estar precavidos, hay que golpear al América donde le hacemos daño y el partido irá diciendo si hay que quemar las naves o no".

Ribair Rodríguez señaló que al América le duele que lo ataquen como se vio el miércoles, "por donde vinieron nuestros goles, yo creo estuvieron desatentos en pelota parada, en los espacios que dejaron con línea de tres, no creo que se vengan a meter atrás".

El uruguayo dijo estar dispuesto a jugar donde el técnico lo requiera, incluso de central, como en algún momento lo hizo con Boca Juniors. "Cuando Pedro me fue a buscar supo que manejaba varias posiciones en el campo, él es el entrenador y sabe dónde ubicarme, yo estoy en la mejor disposición si me requiere de central, de lateral o medio campo", dijo.