3 de noviembre de 2013 / 10:47 p.m.

Reynosa.- Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advierten que el cambio de horario, de verano a invierno, que en la zona fronteriza norte de México, entró en vigor a partir de este domingo 3 de noviembre, influye en el comportamiento y salud de las personas.

El jefe del área de pediatría del hospital general zona número 15 en esta frontera, Marco Antonio Sánchez de la Rosa advirtió que este ligero cambio en el tiempo influye en el comportamiento de las personas, sin embargo, en un periodo máximo de 7 a 10 días se regula su estado de ánimo y hábitos alimenticios.

Recordó que a diferencia del resto del país, la zona fronteriza norte de México, inicia hoy con el horario de invierno, medida que permite retrasar una hora el reloj para dar paso a la temporada invernal.

El galeno recomendó a las personas sensibles al cambio de horario, evitar las siestas diurnas los primeros días para conciliar el sueño durante la noche, ajustar el reloj y seguir un horario regular para levantarse y acostarse, incluso, los dos primeros fines de semana o los días de descanso.

Aclaró que los niños tienen mayor facilidad para acostumbrarse a los cambios de horario, debido a que su sistema nervioso está en desarrollo y por ello poseen mayor capacidad de adaptación.

Explicó que las personas más susceptibles y con mayor reticencia son aquellas que tienen algún trastorno del sueño, sobre todo adultos mayores que hacen pequeñas siestas durante el día.

Sánchez de la Rosa detalló que los seres humanos presentan un periodo de sueño-vigilia denominado ritmo circadiano, por medio de un "reloj biológico" interno que regula cuándo debemos despertar o dormir.

"El ciclo circadiano establecido en cada persona determina el equilibrio psíquico, físico y social de la persona, el desfase del tiempo provoca que durante las dos primeras horas del día y las dos últimas antes de dormir, las personas se sientan cansadas y con sueño, provocando una baja en su rendimiento laboral e intelectual", dijo el especialista.

Agregó que algunas personas pueden experimentar cansancio o cambios de humor durante los primeros días del nuevo horario, incluso, presentar cuadros de gastritis, colitis o úlcera gastrointestinal, debido a que el reloj biológico personal está adaptado a comer a cierta hora y de no hacerlo, el aparato digestivo secreta jugos gástricos de manera excesiva.

El jefe del área de pediatría refirió que el cuerpo tiene la capacidad para auto programarse en estos cambios, de no ser así, recomendó acudir al médico.

"En nuestro país los cambios son regularmente los domingos, esto nos permite habituarnos al nuevo horario y regresar el lunes a la actividad laboral o académica ya organizados" concluyó el pediatra del IMSS.

Notimex