16 de febrero de 2014 / 09:11 p.m.

Al admitir su responsabilidad, César Delgado señaló que su expulsión fue decisiva en la derrota sufrida por el Monterrey 2-0 frente al León.

El Chelito dijo que ofreció una disculpa a los integrantes del Monterrey porque la tarjeta roja recibida apenas en el minuto 27 cambió el rumbo del juego que significó el tropiezo como local en el Clausura 2014.

“Mal, qué puedo decir, estamos mal, en lo personal por la expulsión, eso hace que cambie el rumbo del partido, si bien estamos más unidos que nunca, no podemos decir que estamos bien porque es una situación que nos duele y estamos en una situación muy complicada en la que no se pudo ganar ayer (sábado)", declaró Delgado.-¿Te sientes culpable?

“Sí, sin duda me siento culpable, ya le pedí disculpas a mis compañeros por lo sucedido… es un hecho que no debería pasar pero bueno es una situación de juego, de partido pero sin duda que me siento dolido y culpable con lo sucedido porque cambia totalmente el rumbo del partido".

Los Rayados llegaron a cuatro fechas sin ganar, sufrieron el primer tropiezo del año como local y se estancaron en seis puntos en el lugar 16 de la tabla.

El Monterrey no ha podido marcar gol en cuatro de los siete partidos disputados.El atacante argentino consideró que no ameritaba la expulsión decretada por el silbante, Miguel Ángel Flores.

"Fue una jugada rápida, en la que intento llegar antes del defensa, le pego a la pelota y después ya no puedo parar por la inercia de la jugada, entonces si le toco un poco la pierna, sin ninguna intención de lastimarlo", dijo el sudamericano."Es una jugada peligrosa pero con la intención de llegar a la pelota, si bien siento que toco la pelota y por inercia de la jugada la pierna queda, me parece que sí lo toco".Delgado lamentó los incidentes violentos registrados en la tribuna al considerar que el futbol debe seguir siendo un espectáculo familiar.

TÓMAS VÍCTOR LÓPEZ