2 de febrero de 2014 / 03:23 a.m.

Los Zorros evitaron ingresar a terapia intensiva. Un triunfo en Pachuca combinado con una derrota de Atlante les ha dado nuevamente vida en la lucha por la permanencia en el Máximo Circuito.

La fórmula fue perfecta para Atlas. Lograr la primera victoria del campeonato ante los Tuzos ya los ha puesto a siete puntos de los Potros en la tabla de cocientes. La mejoría mostrada hace una semana ante América se refleja ahora con puntos.

Los rojinegros fueron superiores a los hidalgueses. Rodrigo Millar nuevamente apareció. El chileno le ha dado la primera victoria del campeonato a su equipo y la primera desde la llegada de TV Azteca y Tomás Boy a Colomos.

Sin Matías Vuoso en el terreno de juego debido a una lesión, Tomás Boy le brindó la confianza al joven Martín Barragán en el eje del ataque. Aunque fueron los Tuzos los que dieron el primer aviso de peligro por conducto de Jürgen Damm, los rojinegros se asentaron mejor dentro del terreno de juego en el primer lapso.

La primera gran opción para la visita fue gracias a un magistral sombrero de Flavio Santos sobre Efraín Cortés dentro del área, pero al momento de liquidar al Conejo sacó un derechazo machucado.

Sin arrasar a su rival, los rojinegros eran mejores en el Hidalgo. Con mejor tenencia de pelota e idea. Óscar Pérez se convirtió en factor para que su escuadra no fuera vulnerada en un par de oportunidades.

Primero, a diez minutos del descanso, Alfonso González envió un servicio templado al área que el brasileño Maikon Leite colocó al segundo poste, pero justo allí, el Conejo se estiró para mandar a tiro de esquina. La segunda, muy similar, el experimentado guardameta evitó que Edson Rivera perforara su arco con una gran estirada ante el cabezazo del delantero atlista.

En el complemento los Zorros continuaron manejando los tiempos. Los hidalguenses intentaron ser más agresivos pero no lograban hacer daño y superar el medio campo rival.

Los Zorros movieron el marcador mediante un explosivo contragolpe. Tras un servicio de esquina a favor de los locales, Maikon Leite tomó la pelota desde su terreno y enfiló a toda velocidad al arco tuzo. El brasileño se llevó a su marcador y en tres cuartos de cancha sirvió al centro a la llegada en solitario de Rodrigo Millar, quien, frente al Conejo, acomodó el cuerpo para que de pierna zurda anidara el esférico en el ángulo superior derecho.

El Profe Meza mandó reforzó su ataque en la recta final del encuentro. Y aunque lograron jugar más en campo atlista, fueron los de Tomás Boy los que estuvieron más cerca de hacer el segundo gol de la noche.

El Conejo nuevamente apareció con sus reflejos para evitar que Edson Rivera lo batiera con un derechazo cruzado. Ya cuando agonizaba el encuentro Amaury Ponce estrelló el balón en el travesaño, previo cobro de tiro libre desde las afueras del área.

NOTIMEX