21 de septiembre de 2014 / 04:17 a.m.

Los Zorros, quienes fueron dominados en gran parte del encuentro, mostraron poch al frente y encontraron en Maikon Leite el hombre más desequilibrante al frente. Por ahora, Atlas amanecerá como sublíder general con 19 puntos a la espera de lo que haga este domingo Monterrey en Toluca.

Tras varias semanas en la banca, Maikon Leite fue la principal novedad de la oncena rojinegra. El brasileño de inmediato marcó diferencia al ser fundamental en el gol tempranero de los Zorros por conducto de Alfonso González.

Leao, en tres cuartos de campo, extendió por derecha al 10 atlista quien, a toda velocidad y pegado a la raya alcanzó el esférico y cerca de la línea envió un servicio al área que remató Ponchito con la cabeza al primer poste de Guillermo Allison. El volante de los Zorros fue contundente y aprovechó la tibia marca de Loeschbor.

El tanto atlista cambió el primer lapso. La dinámica, el futbol y el ida y vuelta de los primeros instantes se esfumaron. Atlas se convirtió en una máquina de desatenciones al tiempo que Cruz Azul se asentaba mejor en la cancha.

A pesar de no tener un centro delantero nominal, pues nuevamente Mariano Pavone permaneció en la banca, los cementeros fueron dando señales de peligro y pisaban ya terreno rojinegro.

Pérez, Erpen, Venegas y Castillo regalaron la esférica en la salida, provocando la rabieta y desesperación de Tomás Boy. Los locales no lograban hilar tres pases y era casi imposible traspasar el círculo central.

Federico Vilar fue determinante cerca de la media hora de juego para mantener el cero en su arco, al manotear de manera espectacular, un zurdazo de Formica con dirección de gol.

Con todo y el dominio de su rival, Atlas estuvo más cerca de colocar el segundo de la noche, primero, Caballero erró en un mano a mano con Allison y posteriormente, Alfonso González hizo temblar el poste izquierdo con potente disparo cruzado.

Luis Fernando Tena mostró ambición para el complemento. Dio ingreso a Mariano Pavone para ganar en presencia ofensiva. El dominio azul que se gestaba desde la primera parte fructificó al 54 de tiempo corrido. Julio César Domínguez emparejó el encuentro al cabecear en el corazón del área un servicio de tiro libre de Chávez desde tres cuartos. El Cata ganó en el salto a Venegas y envió su remate palo derecho de Vilar.

El dominio de la Máquina era asfixiante para los dirigidos por Tomás Boy. Pero desde la banca llegó el revulsivo con los ingresos de Edson Rivera y Edy Brambila. Los rojinegros, con desorden pero impulsados por la Fiel, se abalanzaron con todo en la recta final y lograron darle el segundo tiro a los capitalinos.

Rodrigo Millar, quien seis minutos antes había desperdiciado una acción con toda la ventaja, no perdonó en su siguiente aparición frente al arco. Maikon Leite enfiló a toda velocidad hacia al centro, se combinó con una pared con Rivera y, justo en la media luna del área, adelantó el esférico para que el Chino ante el fallido despeje de Loeschbor encaró a Guillermo Allison y lo batió con un zurdazo colocado.

El Chino explotó de júbilo al igual que el resto de los 30 mil asistentes y olvidó tener un cartón amarillo al momento de despojarse la camiseta, a lo que el silbante le mostró la tarjeta roja y dejó en inferioridad numérica a su escuadra.

Los azules se fueron con todo al frente pero no lograron mover el marcador. Atlas escalón al subliderato general al llegar a 19 unidades, para terminar así con una racha de tres encuentros sin victoria. Cruz Azul se mantiene en la mediocridad con 9 puntos.