4 de mayo de 2014 / 05:11 p.m.

 

El Atlético de Madrid perdió el domingo 2-0 en cancha del Levante, con lo que sufrió un serio revés en su carrera por proclamarse campeón de la liga española aunque sigue dependiendo de sí mismo cuando restan dos fechas para el final del campeonato.

El equipo que dirige el argentino Diego Simeone continúa líder de la tabla de posiciones con 88 puntos en 36 fechas, pero no puede permitirse otro resbalón si tampoco tropiezan sus perseguidores en lo que queda de torneo.

El Barcelona, que el sábado empató 2-2 de local con el Getafe, marcha segundo con 85 unidades y debe recibir al actual líder por la última fecha; pero podría verse alcanzado antes por el Real Madrid, que enfrenta al Valencia al término de la jornada.

Los blancos, terceros, suman 82 unidades y también tienen pendiente un partido correspondiente a la 34ta fecha con el Valladolid, programado para el miércoles. En caso de ganar ambos compromisos, igualarían el puntaje del Atlético, aunque los colchoneros tienen el balance goleador a su favor.

El Levante clasifica décimo con 45 puntos.

La cuarta derrota liguera del equipo de Simeone, producto de un gol en contra de Filipe Luis a los siete minutos y otro tanto de David Barral (69) truncó una racha de nueve victorias consecutivas en el campeonato y fue la primera desde el 23 de febrero, cuando los colchoneros cayeron 3-0 en cancha de Osasuna.

Desde entonces los rojiblancos certificaron su clasificación a la próxima final de la Liga de Campeones, contra el Madrid el próximo 24 de mayo en Lisboa.

La empresa se torció pronto para el Atlético en feudo levantino y de la forma más inesperada, en jugada a balón parado. Una de las grandes fortalezas del equipo de Simeone se tornó infortunio en el gol en contra de Filipe Luis, quien desvió el balón involuntariamente con el pecho después de que un forcejeo entre Simao Mate y Diego Costa le despistara.

El líder del campeonato intento devolver el golpe con un pelotazo a la espalda de la defensa levantina, pero la excelente volea a la media vuelta de Raúl García la tapó, felino de reflejos, el costarricense Keylor Navas, y David Villa tampoco acertó a embocar el rechace, enviando el balón a la grada.

Fiel a su estilo y contento con el resultado, el Levante se replegó y esperó al Atlético, que se topó con tres trincheras en su camino al arco de Navas.

Como ante el Chelsea en Champions el miércoles, el equipo de Simeone remó en contra, masticó las posesiones e intentó trazar jugadas con el balón rasante, pero solo un latigazo angulado de Tobias Alderweireld forzó la intervención del internacional "tico" antes del descanso.

El timonel argentino relevó a Villa y García por Adrián López y Arda Turan para iniciar la segunda mitad y el Atlético ganó precisión en zona ofensiva, generando una buena llegada de Costa con cesión para Jorge Resurreción "Koke" y pase de este a Turan, cuyo disparó tapó Pedro López.

Ya con Diego Ribas en lugar de "Koke", fue Loukas Vyntra el que sacó un zapatazo con intención redentora de Filipe Luis, y Costa apenas pudo rozar con la uña del pie un tiro libre ejecutado por el recién ingresado.

El Atlético dominaba la escena pero no el marcador, falto de remate y frustrado por Navas, quien sacó una mano firme y vuelo prodigioso para salvar un misil con veneno de Alderweireld al rincón.

La atajada vino a simbolizar el partido y el alto en la liga del Atlético, que encajó a continuación el segundo en contragolpe servido por Víctor Casadesús a David Barral, quien aguantó el choque con el uruguayo Diego Godín antes de batir a Thibaut Courtois.

Y cuando López salvó la estirada de Navas en un mano a mano, su tiro con el interior del pie se estrelló en el poste, evidenciando que no era el día del Atlético.

En el partido de la mañana, un gol de Ramón Azeez en los descuentos le dio una apurada y valiosa victoria al Almería, 3-2 de local sobre el Betis, para que el equipo rojiblanco saliera del descenso.

Oscar Díaz marcó a los 52 minutos pero, tras la expulsión de Jesús Fernández "Suso" (54) en el bando local, el uruguayo Braian Rodríguez niveló a los 60 para el Betis, que se puso después en ventaja con un tanto de Salva Sevilla (71). Finalmente Aleix Vidal (77) igualó por el Almería, que celebró su segunda victoria consecutiva gracias al agónico tanto de Azeez.

Los rojiblancos son ahora 16tos por la 36ta fecha con 36 puntos, uno por encima de la zona caliente que cierra el Betis, matemáticamente descendido a la segunda división la pasada fecha.

AGENCIAS