15 de febrero de 2014 / 06:27 p.m.

El Atlético de Madrid no falló en el primer partido del sábado en la liga española y venció por 3-0 al visitante Valladolid, tomando transitoriamente la punta del campeonato en solitario.

La 11ra victoria de local del equipo entrenado por el argentino Diego Simeone le valió alargar el invicto en su estadio y alcanzar los 60 puntos, tres más de los que suma el Barcelona de su compatriota Gerardo Martino, que puede emparejarse de nuevo con el Atlético en caso de ganar en la tarde al Rayo Vallecano.

Tanto el Barsa como el cuadro rojiblanco juegan por la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones entre semana, respectivamente en cancha del Manchester City el martes y el Milan el miércoles.

Raúl García marcó a los dos minutos, Diego Costa amplió a los cuatro y el uruguayo Diego Godín (74) cerró la cuenta para los "colchoneros" que disfrutaron de uno de sus partidos más plácidos tras una racha de tres derrotas, incluida su eliminación en semifinales de la Copa del Rey ante el Real Madrid.

El cuadro "merengue", tercer clasificado por la 24ta fecha, también puede sumar 60 unidades con una victoria el domingo sobre el Getafe.

Valladolid marcha 18vo, y desaprovechó una nueva ocasión de abandonar los puestos del descenso.

El siguiente partido lo disputan Levante y Almería. La jornada sabatina se completa con la visita del Celta de Vigo al Villarreal.

El Atlético tardó cuatro minutos en despejar las dudas y lo hizo con sus dos armas predilectas: la estrategia y el contragolpe, ambas resultantes en gol.

Con el Valladolid aún pendiente se ubicarse sobre la cancha, Gabi Fernández ejecutó un tiro libre ensayado, raseando el balón para que García, desde el límite del área, enganchara con la diestra y colocara a la izquierda de Diego Mariño, a media altura.

El primer tanto precipitó el segundo, nuevamente con participación de García, esta vez asistiendo con pase largo la carrera de Costa, quien levantó la pelota sobre la apurada salida del arquero y celebró su 21ra diana del campeonato.

Con la ventaja, el Atlético dio un paso atrás y se limitó a contemplar la ineficacia ofensiva de los visitantes, que debieron esperar a la segunda mitad para inquietar mínimamente el arco defendido por el retornado Thibaut Courtois, mero espectador en una volea alta de Javi Guerra.

Pero la tímida respuesta fue a su vez replicada con contundencia por el Atlético, que avisó en un cabezazo al travesaño de Mario Suárez y dio el golpe definitivo en otro tiro de esquina, rematado autoritariamente por Godín.

AP