15 de agosto de 2014 / 08:08 p.m.

El arquero esloveno Jan Oblak, reciente fichaje del Atlético de Madrid, ni siquiera ha debutado en la Liga, y los "Colchoneros" ya trataron de desprenderse de el.

A raíz de una lesión en el psoas durante la pretemporada, y a las grandes actuaciones  del otro portero recién fichado, Miguel Ángel Moya, el cuadro de la capital española intentó devolver a Oblak a su club anterior, el Benfica de Portugal, sin éxito alguno.

Esta fallida transacción fue dada a conocer por Luis Filipe Vieira, presidente del club lusitano, al canal oficial del Benfica.

Vieria cerró las puertas del club portugués al meta esloveno con un tajante "¡Nosotros no lo queremos!".

RAFAEL RIVERA