25 de abril de 2014 / 07:52 p.m.

 

Todo eso pasó antes de que Jed Lowrie, de Oakland, se quejara tras la victoria de su equipo por 10-1 debido a que cree que fue golpeado intencionalmente con un lanzamiento por algo que sucedió la semana pasada.

Los Astros fueron barridos por los Atléticos en la serie de tres juegos en Oakland el pasado fin de semana pero al parecer aún había ánimos caldeados entre los equipos por un marcador de 11-3 en el primer partido de aquella serie.

En ese juego Paul Clemens aparentemente trató de golpear a Lowrie con un lanzamiento en el tercer inning luego de que el jugador de cuadro intentara un toque de sacrificio cuando Oakland tenía una ventaja de siete carreras. Bo Porter, manager de Houston, salió de la caseta a gritarle después de que bateó un elevado tras dos lanzamientos pegados al plato.

El jueves por la noche, Clemens fue expulsado en la séptima entrada tras alcanzar a Lowrie en la espalda con su primer lanzamiento cuando Oakland abría turno al bate y el marcador estaba 8-1 a su favor. Lowrie había pegado un doblete contra Clemens en la quinta.

"Los que pasó es vergonzoso", dijo Lowrie. "No puede verse de otra manera. Desde cualquier perspectiva, cualquier ángulo, es vergonzoso. Esa clase de conducta no debería perdonarse".

Los Astros negaron que Lowrie fuera golpeado a propósito.

"No tenía pendientes", dijo Clemens. "Lo que pasó en Oakland se quedó allá. Aquí fue un mal lanzamiento, traté de enviar una pelota rápida pegada al plato".

Lowrie recibió un poco de justicia cuando Josh Donaldson bateó su segundo vuelacercas tras el golpe.

"Me encantó, me encantó", dijo Lowrie cuando se le preguntó por el jonrón.

Porter fue evasivo cuando se le preguntó si el bateador fue golpeado a propósito.

"El béisbol se encarga solo de esos asuntos", dijo. "A George Springer (guardabosque de los Astros) le golpearon esta noche, es parte del juego".

Lowrie insistió en que nunca había visto algo parecido y dijo que Porter es responsable de lo que sucedió.

Donaldson bateó un par de cuadrangulares de dos carreras, el venezolano Alberto Callaspo impulsó otras dos con un vuelacercas y los Atléticos de Oakland aplastaron el jueves 10-1 a los Astros de Houston.

Fue el primer partido en la carrera de Donaldson en que batea varios jonrones: el primero de ellos fue en el primer inning y el segundo en el séptimo, cuando colocó el 10-1 definitivo.

Los Atléticos mejoraron a 24-5 su foja frente a Houston, equipo que pasó a la Liga Americana antes de que comenzara la campaña pasada.

Los Atléticos apalearon pronto al abridor Brett Oberholtzer (0-4), metiéndole seis carreras y ocho imparables en sólo tres entradas y dos tercios.

AGENCIAS