9 de junio de 2014 / 07:49 p.m.

 

Italia enfrenta a Inglaterra dentro de cinco días en la Copa del Mundo y, repentinamente, Mario Balotelli no tiene su lugar asegurado de inicio en la alineación de los "Azzurri".

Ciro Immobile y Lorenzo Insigne anotaron cinco goles en forma combinada durante el partido amistoso en que Italia derrotó al club brasileño Fluminense el domingo. En tanto, Balotelli no ha enviado un solo balón a las redes con la selección nacional desde octubre.

"Está claro que tenemos por delante una competencia saludable", consideró el lunes el técnico Cesare Prandelli. "Todos tienen una oportunidad. Quien no juegue tendrá que respetar la decisión... Potencialmente habría muchas estrellas en este plantel".

Hace dos años, las dianas de Balotelli ayudaron a que Italia llegara a la final de la Eurocopa de naciones. Sin embargo, el temperamental artillero viene de una temporada inconsistente con el Milan, mientras que Immobile fue el líder goleador de la Serie A italiana con 22 tantos vistiendo la camiseta del Torino.

Días antes de viajar a Brasil, Immobile fue fichado por el Borussia Dortmund de Alemania.

"Los goles son siempre importantes, incluso cuando los anotas en los entrenamientos", opinó Immobile. "Trabajo lo más duro que puedo y, si tengo la oportunidad, estaré listo. El técnico toma las decisiones y sólo necesitamos hacer nuestra contribución. Ya sea desde el banquillo o como titulares, tenemos que darlo todo".

Algo que parece seguro es que Balotelli e Immobile no jugarán juntos.

"Cualquier cosa es posible, pero tener dos centros delanteros con tantos mediocampistas de calidad sería forzar las cosas un poco", comentó Prandelli. "De cualquier modo, voy a elegir sobre la base de cómo queremos enfrentarlos (a los ingleses) y cómo están los jugadores en lo físico y en lo psicológico".

El partido contra Inglaterra se disputará en altos niveles de humedad en la ciudad de Manaos, enclavada en la selva amazónica. Así, la condición física de los jugadores será crucial para definir la titularidad.

En la Euro de 2012, Antonio Cassano formó dupla con Balotelli al frente, pero rara vez permaneció más de una hora en la cancha.

Prandelli ha hablado constantemente de cambiar su táctica a medida que avanzan los encuentros, y podría ser que prepare dos opciones distintas en la ofensiva —Balotelli y Cassano o Immobile flanqueado por Insigne a la izquierda y por Alessio Cerci a la derecha.

Immobile e Insigne ganaron juntos el título de la Serie B con el Pescara hace dos años, en un plantel en el que figuraba también el nuevo mediocampista de Italia, Marco Verratti.

"Jugamos juntos un año y nos conocemos bien", dijo Insigne, una convocatoria controversial en la selección, tras desbancar a Giuseppe Rossi. "Los movimientos siguen siendo los mismos... yo aceptaría cualquier posición y daría mi mejor esfuerzo, incluso como arquero".

Insigne finalizó la temporada italiana en buena forma, anotando dos goles en la victoria de Napoli sobre Fiorentina por la final de la Copa Italiana, el mes pasado.

Independientemente de lo que decida, Prandelli considera que Italia ha hecho suficiente preparación física para disputar la primera ronda en el complicadísimo Grupo D, donde además de Inglaterra militan Uruguay y Costa Rica.

"Este plantel tiene las piernas y el combustible suficientes para llegar a la final de la Copa del Mundo", afirmó el técnico. "Todos conocen su trabajo y deberían entender que en un Mundial puedes ser protagonista, aunque sea por cinco minutos".

AGENCIAS