20 de septiembre de 2014 / 06:28 p.m.

El delantero italiano siempre se ha distinguido por la enorme polémica que desata dentro y fuera de la cancha. Esta vez en el partido en contra del West Ham, no fue la excepción.

En una jugada dentro del área el delantero quedó por debajo del portero y comenzaron a hacerse de palabras y Mario no dudó en pararse rápidamente y quedar cara a cara con Adrián, sin embargo no pasó a mayores.

El partido finalizó con un marcador de 3 a 1 a favor del equipo del West Ham, con goles de Reid (Min. 1), Diafra (Min. 6) y Amalfitano (Min. 93) por los locales, y el único tanto por los Red lo marcó Sterling (Min. 25).

RICARDO MARTÍNEZ VELÁZQUEZ