25 de septiembre de 2014 / 01:53 a.m.

Iván Zamorano fue un gran futbolista y tuvo mucho éxito pero en cuanto los negocios presentes no le esta yendo nada bien, aunque al principió de sus negocios en la mercadotecnia marchaban excelente en cuanto paso el tiempo hasta el día de hoy presente el panorama del "Bam Bam" no es nada agradable.

Ya que se dice que tiene deudas con el Banco Itaú (U$500 mil) y el BCI (U$ 2.8 millones , también con el Banco Santander, a quien le debe U$160 mil. Como respuesta a la consecuente situación se le revocaron varias cosas, como fueron oficinas, coches, departamentos y su casa.

Lamentable es lo que esta pasando con el chileno, donde las denuncias serán investigadas por la justicia de su país donde se involucran ocho negocios, de los cuales tres pertenecen a Zamorano y otros cinco a su cuñado Wilson Flores.

REDACCIÓN