20 de febrero de 2014 / 03:40 p.m.

El juez de la Audiencia Nacional española Pablo Ruz decidió imputar al FC Barcelona, como persona jurídica, por un presunto delito fiscal en el fichaje del brasileño Neymar por una cantidad de 9.1 millones de euros.

En un auto judicial, que se conoció esta tarde aquí, el magistrado concluye que hay “indicios suficientes” para la investigación de un posible delito contra la Hacienda Pública por parte de la entidad F.C. Barcelona.

De esta manera, el juez acepta la propuesta del fiscal, quien sostiene que hay sospechas de que el Barça realizó “contratos simulados” y “operaciones de ingeniería financiera”, mediante los que se pretende cometer “el engaño” a la Hacienda Pública.

De acuerdo al relato del fiscal ayer, constan “hasta 9 contratos diferentes en los que se acuerda el abono de cuantiosas cantidades a sociedades que giran en la órbita del jugador”, ya que en todas interviene en su representación “el padre del mismo”.

Señala que “como mínimo” detectó que en 2011 el Barça no habría tributado 10 millones de euros correspondientes al fichaje del jugador, y tampoco otros 27.920.000 euros correspondientes a 2013. Por ello, la Fiscalía dice que “como mínimo debe investigarse la posible comisión de un delito contra la Hacienda Pública” por un importe de “9.100.800 euros”.

En este sentido, el juez Ruz atendió las diligencias solicitadas por la Fiscalía y pidió a la Agencia Tributaria informes sobre los ejercicios fiscales declarados por el Barça bajo sospecha, o la designación de un experto para el caso entre otras.

JOSÉ ANTONIO LÓPEZ | CORRESPONSAL ESPAÑA