29 de julio de 2014 / 03:37 p.m.

Consciente de que el mercado de la mercadotecnia en el mundo del fútbol está viviendo una etapa inflacionista, la junta directiva del Barcelona admite que el contrato firmado hace cuatro años con el Gobierno de Qatar para patrocinar la camiseta del primer equipo ha quedado "obsoleto".

El club azulgrana, que en el ejercicio económico 2013-14 ingresó cerca de 170 millones de euros en concepto de patrocinios, confía en llegar a los 200 millones de euros en dicha partida en los próximos dos años.

"A partir del año que viene veremos un incremento muy alto por patrocinio. No descartamos llegar a los 200 millones en concepto de patrocinadores. Ahora estamos rozando los 170 millones. Estamos trabajando en muchos más temas, como acuerdo comerciales en Rusia y Brasil", ha asegurado hoy el vicepresidente económico, Javier Faus.

Faus, que hoy ha presentado el balance económico del club azulgrana del curso 2013-14, ha reconocido, sin embargo, que algunos acuerdos comerciales han quedado obsoletos debido a las tendencia "inflacionista" en el mercado del fútbol.

"Lo que sí que vemos en el mercado es que se ha producido una inflación en cuestiones de mercadotecnia y, por lo tanto, se nos abren unas perspectivas que no estaban previstas hace tres o cuatro años", ha señalado.

Una de las cuestiones que deberá abordar el Barcelona es la renegociación del acuerdo de patrocinio con el Gobierno de Qatar. Dicho contrato fue firmado en 2011 a cambio de 171 millones de euros hasta el año 2016, unas cifras que, según Faus, han quedado "obsoletas".

"El contrato con Qatar finaliza en el 2016. Tendremos que negociarlo con un año vista, porque según los estatutos este tipo de contratos deben estar aprobados por la Asamblea General de Compromisarios, mientras que Nike pide un año antes qué patrocinador tendremos en la camiseta", ha relevado.

En este sentido, Faus ha señalado que en otoño de 2015 se tendrá que tomar una decisión, ya sea para mejorar las condiciones del contrato con Qatar, o bien para llegar a un acuerdo con otra marca comercial.

Menos prisa tiene la junta directiva para negociar las condiciones con la marca que viste al club azulgrana. Tiene el Barça contrato con la compañía estadounidense Nike hasta 2018 a cambio de 30 millones por temporada, muy lejos de los 94 millones por temporada que percibirá el Manchester United por parte de Adidas a partir del próximo año.

"En el caso de Nike tenemos más tiempo, no tenemos una estrategia definida. Damos la bienvenida al acuerdo del Manchester United con Adidas", ha concluido.

AGENCIAS