10 de marzo de 2014 / 11:17 p.m.

El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, admitió que si hay gente que piensa que el caso Neymar ha hecho daño al club, ese daño "debe ser reparado", en una entrevista difundida hoy por la cadena pública británica BBC.

"Es verdad que hay gente lejos de Barcelona que podría pensar que se ha dañado al club y es nuestra obligación, por supuesto, ayudar, enseñar y explicar a todo el mundo que la situación fue muy clara y que hicimos todo de una manera correcta", apuntó Bartomeu en una entrevista exclusiva al canal británico.

Bartomeu, presidente del Barcelona desde enero tras la dimisión de Sandro Rosell, abordó hoy la supuesta irregularidad que rodeó la contratación del internacional brasileño Neymar Da Silva en junio de 2013.

El actual presidente azulgrana dijo que la polémica sobre el fichaje del delantero, de 22 años, es "vergonzosa" porque el club cree que tiene "razón".

"Nosotros no estamos contentos con la situación, pero vamos a defender nuestro club con mucha fuerza cuando el juez nos llame a declarar", apuntó Bartomeu.

El presidente explicó que el Barcelona presentó en febrero a la Hacienda Pública española una declaración complementaria de 13,5 millones de euros por el fichaje del brasileño por "prudencia".

"Pagamos porque hay una posible interpretación diferente sobre el contrato de Neymar y queríamos ser prudentes y no queríamos correr ningún riesgo. El Barcelona es una marca mundialmente conocida y tenemos que cuidar el club", argumentó Bartomeu.

"Para nosotros esto es una situación absurda y una situación injusta", puntualizó el directivo.

Al mismo tiempo, Bartomeu negó que ese pago significara que la institución admitía ser "culpable" o "haberlo hecho mal" en el fichaje de Neymar, después de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz imputase el pasado 20 de febrero al Barcelona, a instancias de la Fiscalía, un delito contra la Hacienda Pública.

Según el fiscal, el Barcelona incurrió en un fraude tributario de 9,1 millones de euros al no declarar debidamente el pago a las sociedades vinculadas al jugador de 10 millones de euros en 2011 y otros 27,92 millones en 2013 para asegurarse su fichaje.

La investigación sobre presuntas irregularidades en la contratación de Neymar Jr comenzó tras la demanda presentada por el socio Jordi Cases contra el club y ha derivado en la imputación del Barcelona.

AGENCIAS