AP
28 de febrero de 2014 / 11:34 p.m.

Una barra brava del Vasco da Gama a sido expulsada de todos los estadios en el fútbol brasieño.

 

Una barra brava de un club brasileño quedó proscrita indefinidamente de cualquier evento deportivo por su participación en una brutal pelea el año pasado.

Integrantes de la barra Torcida Jovem del club Vasco da Gama no podrán entrar a ningún estadio, dijo el juez de Río de Janeiro, Antonio Augusto de Toledo Gaspar.

El grupo ya había sido proscrito de estadios de fútbol por un año, pero el fallo del juez del jueves elimina el límite de tiempo y extiende la sanción a otros eventos deportivos. Indicó que miembros de la barra siguen "promoviendo el miedo y la inseguridad" en estadios, a pesar de la sanción original.

Cientos de hinchas de Vasco pelearon con seguidores de Atlético Paranaense en la última fecha de la pasada liga brasileña, un incidente que obligó a detener el encuentro durante casi una hora y dejó a cuatro heridos de gravedad, incluyendo uno que tuvo que ser sacado de la cancha en helicóptero.

El fallo se produjo unos días después que un hincha de Santos murió tras recibir una paliza de parte de barras bravas de Sao Paulo, luego de un encuentro el fin de semana pasado por el campeonato paulista.

Brasil batalla para controlar la violencia de sus hinchas, a pocos meses de albergar la Copa del Mundo. Las peleas dentro y fuera de los estadios son comunes, y la temporada pasada del campeonato brasileño tuvo varios incidentes de violencia.

Este año, casi 200 hinchas violentos de Corinthians entraron a la fuerza al centro de entrenamiento del club y amenazaron a jugadores y dirigentes.

La FIFA y el comité organizador del Mundial han dicho que no esperan incidentes de ese tipo durante el torneo.