3 de enero de 2014 / 12:48 a.m.

Los Bears de Chicago dieron un contrato por siete años al mariscal de campo Jay Cutler con lo que terminaron la especulación en torno a la posibilidad de hacer un cambio en esa posición tras cinco campañas con él al mando.

Cutler reconoció que su estancia en los Bears ha tenido buenos y malos momentos, pero es claro que ha mejorado bajo la guía del entrenador Marc Trestman, quien cumplió su primera campaña en el equipo, y tiene las mejores armas desde que llegó a Chicago en 2009.

"No siempre ha sido fácil", dijo Cutler. "Ha habido altas y bajas. Hubo buenos años y malos. Eso me hace apreciar este momento aún más, con las armas que tenemos a la ofensiva, el liderazgo que tenemos en la gerencia, los entrenadores que tenemos. Me hace feliz de estar aquí".

El gerente general Phil Emery dijo que el equipo y el agente de Cutler, Bus Cook, terminaron las discusiones contractuales tres después del último juego de la temporada, en que Chicago perdió 33-28 con Green Bay en el juego por el campeonato del Norte de la Conferencia Nacional.

No se divulgaron los términos del contrato pero supuestamente el quarterback de 30 años recibirá 18 millones de dólares anuales durante los tres primeros años y 50 millones garantizados.

"Creo que siempre que tienen a dos grupos interesados en ir en la misma dirección y con el mismo objetivo, todo se arregla fácilmente", dijo Emery.

En su primera campaña bajo el mando del entrenador Marc Trestman, Cutler y los Bears fijaron una marca del equipo a la ofensiva al ganar un total de 6.109 yardas y acumular 445 puntos, la segunda mayor cantidad del equipo en su historia.

Cutler tuvo la mejor temporada de su Carrera pese a perder juegos por lesiones en el tobillo y la ingle. Logró 224 pases completos de 355 enviados para ganancia de 2.621 yardas y 19 touchdowns por 12 interceptados.

Es líder de la franquicia en porcentaje con 83.1, yardas ganadas por pase (14,913), yardaje ganado por juego (222.6), pases intentados (2.090) y envíos completados (1.258).

En 67 juegos como abridor con Chicago, Cutler llevó al equipo a una marca de 39-28 (para un porcentaje de .582). El veterano de ocho temporadas llevó a los Bears al juego de campeonato de la Conferencia Nacional tras la temporada de 2010.