3 de septiembre de 2014 / 01:59 a.m.

Un día después de que el tight end Rob Gronkowski se dijo listo para volver a jugar con los Patriots de Nueva Inglaterra, Bill Belichick le recordó que el entrenador es el único que toma esas decisiones.

"Con el debido respeto a Rob, me alegra que se sienta bien", dijo Belichick el martes, durante una conferencia telefónica. "Pero al final, tendremos que tomar la decisión que consideremos mejor para el equipo. Lo haremos a medida que avance esta semana".

Belichick se ha negado a dar mucha información en Foxborough, particularmente en lo que se refiere a lesiones. Así, fue sorprendente que Gronkowski dijera el lunes a la prensa que estaba "superemocionado" por regresar esta semana.

El entrenador no había dicho nada al respecto.

"Será un honor volver ahí con mis compañeros. Estoy superemocionado, superoptimista y me preparo para el partido", expresó el jugador. "En mi mente hay una gran sensación por saber que estaré ahí con mis compañeros, trabajando duro".

Gronkowski dijo que dijo que sus declaraciones se derivaban de un presentimiento, patente en toda la semana, acerca de que el equipo le daría el visto bueno para jugar.

No tan rápido, respondió el entrenador.

"Bueno, me agrada el optimismo de Rob sobre su situación", manifestó Belichick. "Realizaremos esta semana de prácticas y analizaremos todo y a todos. Veremos dónde está cada uno y qué consideramos mejor para el equipo".

Gronkowski, dos veces electo para el Pro Bowl, ha impuesto récords de recepciones para su posición. En el undécimo partido de la temporada de 2012, se fracturó un brazo durante el intento de bloquear un punto extra que no revestía mayor importancia para el encuentro.

La temporada anterior, apareció en siete partidos y capturó 39 pases, incluidos cuatro para anotación, antes de romperse dos ligamentos de la rodilla el 8 de diciembre, frente a los Browns de Cleveland.

Se sometió a una cirugía para reparar el ligamento cruzado anterior y el medial colateral de la rodilla derecha, y no ha jugado en la pretemporada.