14 de febrero de 2013 / 07:52 p.m.

El Ballet de San Petersburgo inició su gira por el país con la coreografía del director Ivan Vsevolojsky.

 

México, México • El virtuosismo y la técnica depurada de los bailarines fueron los grandes atributos que ofreció en única función el Ballet de San Petersburgo al presentar la coreografía "La bella durmiente" ante casi un lleno en el Teatro Metropólitan, con la que inició su gira por el país.

Una de las compañías de danza más prestigiosas de Rusia, fundada en 1990, cautivó a los espectadores por su gran técnica en el escenario y gran profesionalismo en una historia clásica, que aunque no tuvo un escenario como el Castillo de Chapultepec, no fue impedimento, ya que el talento quedó plasmado en la ejecución de sus integrantes.

Vestidos de época, los bailarines ejecutaban cada una de sus rutinas que conforman la coreografía, al mostrar el ballet a su máximo esplendor, a través de la música de Piotr Ilich Tchaikovsky, ovacionadas por el público que se dio cita en el foro de la calle de Independencia, en el Centro Histórico.

A través de una escenografía conformada por telones que recreaban un gran salón de un castillo, los bailarines y bailarinas, ejecutaban los bailes en conjunto y otros en solo, para recrear la historia de "La bella durmiente", conocida por muchas generaciones.

En cada una de las piezas interpretadas, destacó esa técnica depurada en los bailarines y las bailarinas de la compañía rusa, para demostrar que detrás de toda esa cátedra de ballet hay un respaldo de años de dedicación, disciplina y esfuerzo.

De esta manera, la agrupación rusa llevó a los espectadores a través del ballet a la conmovedora historia infantil, llena de baile, música grabada y una iluminación que destacaba sobre los actores en escena.

La pieza coreográfica es un ballet basado en la historia del mismo nombre, escrita en 1697 por Charles Perrault. La idea original fue de Ivan Vsevolojsky, escritor y diseñador de vestuario para teatro, entonces director general de los Teatros Imperiales.Al ser un hombre de tendencias encomendó a Marius Petipa un ballet de fées (de hadas), el entretenimiento parisino de moda. A Petipa le gustaban más los ballets serios, pero tuvo que hacerlo.

Vsevolojsky pidió la música del nuevo ballet a Piotr Ilich Tchaikovsky, quien aparentemente siguió fielmente las instrucciones del director, pero en realidad creó una obra con vida propia. "La bella durmiente" se estrenó en 1890 en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo.

La historia de esta obra clásica comienza cuando el rey Florestán y la reina invitan a todas las hadas como madrinas al bautizo de su hija, la princesa Aurora.

Desgraciadamente olvidan invitar al hada Carabosse. Ella, al sentirse ofendida por la omisión, irrumpe en la fiesta en el momento en que las otras hadas están ofreciendo sus virtuosos regalos a la princesa.

La compañía continuará su gira por el país en ciudades como Toluca, Colima, Puebla, Morelia, Guadalajara, Veracruz, Aguascalientes, Pachuca y Morelia, entre otras.

El Ballet de San Petersburgo ha realizado con gran éxito más de 50 giras por todo el mundo, mismas que le han llevado a países como Japón, China, Francia, Holanda, Bélgica, Inglaterra, Irlanda, España, Estados Unidos, Chile, Alemania, Finlandia, Turquía, Bulgaria, Estonia y ahora nuevamente México.

Su repertorio actual incluye obras maestras clásicas como "Paquita", "Chopiniana", "Silfides", "Don Quijote", "La noche de Walpurgis", "La Bayadera" y el Concierto de Gala de estrellas La Edad de Oro del Ballet de San Petersburgo.

Notimex