28 de febrero de 2013 / 04:49 p.m.

Las campanas suenan en Roma y es que hoy Benedicto XVI, concluye su labor como dirigente de la Iglesia católica.

 

Benedicto XVI dejó de ser Papa a las 13:00 horas de México (19:00 GMT), quedando oficialmente la sede vacante, rumbo al cónclave donde se elegirá a su sucesor.

 

La sede vacante, es decir el interregno que va desde que fallece o renuncia un Papa y se elige el sucesor, comenzó a las 20:00 horas tiempo de Roma, y concluirá cuando el cónclave de cardenales haya elegido el 266 sucesor del apóstol Pedro.

 

El ahora Papa emérito, que inició su pontificado el 19 de abril de 2005, por medio del Twitter, minutos antes de abandonar el Vaticano, Benedicto XVI agradeció a los fieles católicos.

?”"Gracias por vuestro amor y cercanía. Que experimentéis siempre la alegría de tener a Cristo como el centro de vuestra vida"”?, escribió en la red social.

En la mañana, Benedicto XVI, luego de su llegada Castel Gandolfo, salió al balcón y dirigió unas palabras a los fieles en las que agradeció el apoyo recibido.

""Saben que este día es distinto a los otros, ya que al final de hoy ya no seré pontífice de la Iglesia católica. A partir de las ocho de la noche seré simplemente un peregrino que inicia la última etapa de su peregrinaje en la tierra"".

""Pero quisiera, con mi corazón, con mi amor, con todas mis reflexiones y con toda mi fuerza interior, seguir trabajando por el bien común de la Iglesia y la humanidad. Me siento respaldado por sus simpatías: sigamos adelante"".

"“¡Gacias!.. les doy de todo corazón mi bendición"”

 Redacción

Cortesía de Milenio Televisión: