11 de febrero de 2013 / 03:50 p.m.

Para el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, fue una sorpresa la decisión de renunciar por parte del Papa Benedicto XVI, acción que se concede siempre y cuando sea libre y explícitamente expuesta.

Esta mañana en Roma, Benedicto XVI tras declarar la santidad de tres personas, dio a conocer su decisión, dijo Raúl Vera.

""El Santo Padre puso fecha y hora de cuándo se va, 28 de febrero a las 20:00 horas. Cuando haya elección, el Santo Padre estará en un monasterio donde llevará una vida tranquila"", explicó en entrevista para MILENIO.

Asimismo, señaló que las razones que él expresa son de mucho sentido común y de objetividad, además hace mención también en lo físico y considera que en los últimos meses, ante las responsabilidades que tiene, ya no está en condiciones de cumplir, por lo que es muy objetiva su decisión.

Asimismo, Raúl Vera señaló que el Papa Benedicto XVI ha presidido que en el tema de la nueva evangelización, hubiera una renovación.

Que la iglesia se tiene que adecuar en su lenguaje, para anunciar el evangelio, a la cultura contemporánea, ya que "“no podemos adquirir nuevas formas y estructuras para que el mundo de hoy, le llegue a rechazar ciertas figuras, que en un momento dado podemos tomar ciertos esquemas”", concluyó.

Redacción