13 de marzo de 2013 / 02:26 p.m.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, confirmó hoy que el Papa emérito Benedicto XVI sigue de cerca las instancias del Cónclave y el martes vio a través de la televisión tanto la misa como la primera "fumata" negra.

Durante un encuentro con periodistas, el sacerdote jesuita aseguró haber hablado con el secretario privado de Joseph Ratzinger y prefecto de la Casa Pontificia, Georg Gaenswein, quien le aseguró que el pontífice emérito está tranquilo y sereno.

""El sigue estos días con mucha intensidad y participa de las instancias, la misa (pro eligendo romano pontífice) de la mañana, el ingreso de los cardenales en la Sixtina y la fumata las siguió en televisión. Después se dedicó a la oración"", dijo.

Desde el pasado 28 de febrero Benedicto XVI permanece en la residencia vaticana estiva de Castel Gandolfo, ubicada a 25 kilómetros al sur de Roma. Lo acompaña un pequeño grupo de asistentes, entre ellos el propio Gaenswein.

Por otra parte, Lombardi aseguró que las dos "fumata" negras registradas hasta hoy corresponden a una situación esperable y no significan, de ningún modo, la existencia de una división entre los purpurados.

""Ninguno se esperaba humo blanco en las primeras votaciones, lo visto hasta ahora es parte del normal proceder del discernimiento de los cardenales"", agregó.

Notimex