13 de febrero de 2013 / 02:49 p.m.

 

Al estar enamorados, estudios psicológicos revelan que las personas son más alegres, eufóricas, enérgicas, y esto hace que mejore el ritmo cardiaco, y fortalece el sistema inmunológico.

 

 

 

Según el Instituto Nacional de la Salud, el amor nos hace sentir seguridad e importancia, por tanto, felicidad. El amor es producido por la "feniletilamina", la que hace sentir "mariposas en el estómago" es la causante de cambios físicos que comienzan desde una mirada; otros cambios físicos que produce son el embellecimiento del cabello, la piel. Esta hormona también es la causante del "amor a primera vista".

 

 

La hormona del estrés "norepinefrina" también sufre cambios, ya que aumenta su función, haciéndonos más sensibles a la persona amada, protegerla y cuidarla.

 

 

 

 

Estudios médicos presentan que las endorfinas en una persona enamorada, incrementan la sensación de bienestar, esto incluye soportar dolores tanto físicos (lesiones) como psicológicos.