14 de diciembre de 2014 / 10:10 p.m.

Durante su primer partido de inicio en la NFL, Johnny Manziel pasó buena parte del tiempo perseguido y hostigado por los defensivos de Cincinnati y los Bengals le dieron una ruda bienvenida al laureado novato, al apabullar el domingo 30-0 a los Browns de Cleveland.

Manziel no pudo cumplir con la elevadísima expectativa en su debut. Los Bengals (9-4-1), líderes del Norte de la Conferencia Americana, montaron una ventaja de 20 puntos al medio tiempo y se mantuvieron sin problemas en camino a su cuarto triunfo en fila fuera de casa.

El novato de los Bengals, Jeremy Hill, corrió para 148 yardas y dos touchdowns, respaldando sus duras críticas contra los Browns tras una derrota ante ellos el mes pasado.

Manziel, ascendido sobre Brian Hoyer con la intención de inyectarle nueva vida a los Browns (7-7) terminó completando 10 de 18 pases para 80 yardas y dos intercepciones.

Fue capturado tres veces, estuvo bajo presión toda la tarde y los jugadores de los Bengals se burlaron de su seña personal de "dinero" en más de una ocasión.

AP