— GUSTAVO MENDOZA LEMUS
15 de abril de 2013 / 01:50 p.m.

No podía ser de otra manera, la colección de títulos relacionados con la historia del noreste de México es la que ha decidido mantener en su casa el cronista emérito de Monterrey Israel Cavazos Garza.

Son poco más tres mil títulos, pero el resto de libros de la su biblioteca personal han tenido que mudarse a la casa que habitaron sus padres, ambas situadas en una calle cercana a la plaza central de Guadalupe Nuevo León.

""Todo está en orden, pero si acaso estuvieran volcados de cabeza llega uno a conocerla"”, afirma Israel Cavazos, al detallar su biblioteca para MILENIO Monterrey.

Pero hace una pausa y corrige la pregunta: ""por principio de cuentas podría llamarse, y así la he llamado, Biblioteca de Lilia e Israel Cavazos, siempre la mujer, por caballerosidad, adelante"".

LA PRIMERA, A LOS 15 AÑOSNacido en Guadalupe, Israel Cavazos tuvo la fortuna de contar con una familia apasionada a los libros. Eso sí, modesta pero se tenía el gusto por la lectura.

De sus padres y tías recibió algunos ejemplares. Recuerda que en un Guadalupe de sólo tres automóviles y tres mil habitantes se reunían los vecinos a media calle para escuchar a don David Cavazos Peña leerles Los Bandidos de Río Frío, de Manuel Payno, por ejemplo.

"“Con regalos de mis tías y algunos que tenía en casa empecé a formar mi primera bibliotequita, mucho antes de los 15 años. Y así nació mi colección"", recuerda el historiador de 90 años.

Aún conserva aquellos títulos, donde sobresale una edición española fechada en 1570 por ejemplo."“LA BIBLIOTECA DE LILIA E ISRAEL”"Al iniciar la cátedra de historia en la Universidad de Nuevo León, Israel conoció a la alumna Lilia Villanueva con quien contrajo un matrimonio que permanece en unión a pesar de su pérdida física en 2008.

La biblioteca se empezó a nutrir, conforme los años de pareja pasaron: "“Al fin maestra trajo 500 libros; yo tenía otros tantos. Con el paso de los años se han multiplicado, al grado de que llegan a los 12 mil”".

La biblioteca se fue nutriendo con el paso del tiempo. Don Israel empezó a especializarse en la historia colonial del noreste, "“y como la gente sabía que me apasionaba, me empezaron a regalar libros”".

En su domicilio, el orden en los estantes impera. Está la sección de autores de Nuevo León, de biografías de personajes, los 51 municipios y textos relacionados con el estado y Monterrey. Todo en los estantes está en orden alfabético.

A ellos hay que agregarles los títulos relacionados con Tamaulipas, Coahuila y el sur de Texas.