12 de septiembre de 2014 / 07:57 p.m.

Después de sus polémicas declaraciones en contra de los refuerzos, el entrenador argentino Marcelo Bielsa  fue citado por el presidente del Olympique de Marsella.

En esa conferencia, el “Loco” perdió la cordura y dijo que no habían llegado los refuerzos que él había pedido y acusó al presidente Vincent Labrune de haberle hecho promesas que no pudo cumplir.

"Fui convocado a la reunión y voy para escucharlo", comentó Bielsa, “no puedo referirme (al asunto) porque no sé de qué se trata. Fui convocado a la reunión y voy para escuchar".

El ex técnico de las selecciones de Argentina y Chile dijo que no se arrepiente de lo que declaró y habrá que ver si el presidente del equipo lo citó para reclamar o cuál era el motivo.

"Simplemente lo que debe discutirse es si lo que yo dije es exacto o inexacto. Consideré necesario comentarlo y actué de acuerdo a lo que me pareció que correspondía", recalcó.

Al cuestionarle si podría dejar el cargo por esta situación y porque no le cumplieron las promesas, contestó:

"No. Dejar de cumplir un compromiso que tomé no digo que es imposible pero es muy difícil que deje de cumplir un compromiso.

“No quiero hacer una exposición exagerada de fortaleza pero haré lo posible por cumplir aquello a lo que me comprometí y, si hubiera una sanción, tampoco puedo referirme a una posibilidad cuyo contenido no conozco", apuntó tajante.

REDACCIÓN