10 de marzo de 2013 / 06:03 p.m.

El Instituto Nacional de Biodiversidad cedió su enorme colección de especies costarricenses al Ministerio de Ambiente y Energía, un legado que se pretende popularizar y ampliar en un atlas del país.

 San José • El gobierno e instituciones científicas y académicas de Costa Rica trabajarán en los próximos meses para crear un atlas virtual de la biodiversidad del país, con amplia información y que además contendrá la colección de especies más rica del mundo tropical.

El Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), organización sin fines de lucro, anunció esta semana que cedió su enorme colección de especies costarricenses al Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), un legado que se pretende popularizar y ampliar en un atlas del país.

La colección del INBio, considerada como la más grande que existe en países tropicales, contiene 27 mil 395 especies entre arácnidos, botánicas, insectos y hongos, que representan el 29 % de las especies conocidas en Costa Rica.

De esa colección, que incluye 1.2 millones de especímenes, un total de 3 mil 717 son especies nuevas para la ciencia.

"Como país estamos dando un gran paso adelante. Hace 28 años (cuando se creó el INBio) el Estado no podía hacerlo y un grupo de ciudadanos pudimos con cooperación científica e intelectual internacional y con una buena relación con el Estado", dijo a Efe el presidente del INBio, Rodrigo Gámez, acerca de la colección.

El científico calificó como "extraordinaria" la colección del INBio y se mostró confiado en que las diversas colecciones que existen en universidades, museos y centros de investigación podrán ser reunidas en el Sistema Costarricense de Información sobre Biodiversidad (CRBio).

El CRBio, al que se puede ingresar mediante la dirección crbio.cr, pretende convertirse en una gran base de datos sobre la biodiversidad del país, similar al Atlas de Australia Viviente, en el que los ciudadanos van a poder colaborar con fotos e información, comentó Gámez.

El objetivo es que en este sitio las personas de cualquier parte del mundo puedan encontrar información sobre determinada especie, desde su nombre, hasta donde se encuentra, sus hábitos y de qué se alimenta.

Además, se podrán hallar datos acerca de las características de la zona donde habita alguna especie, como la topografía, la hidrología, el clima y, mediante modelos de proyección, determinar de qué forma será afectada por el cambio climático.

"Como miembros del sector científico y académico sentimos que es nuestra obligación que quien tiene la toma de decisiones sobre qué conservar, cómo y dónde, o cómo utilizarlo y dónde, tiene que hacerlo de manera informada y ese conocimiento lo podemos desarrollar", expresó Gámez.

El científico reconoció que se trata de un "trabajo enorme", pero dijo que "es posible" lograrlo.

El objetivo es "conservar el patrimonio natural y hacerle frente al gigantesco problema del cambio climático que va a requerir mucho conocimiento sobre el patrimonio natural de Costa Rica", agregó.

Por su parte, el ministro costarricense de Ambiente y Energía, René Castro, declaró a Efe que la colección del INBio es "la más importante del mundo tropical" y que se trata de un "legado" que el Estado mantendrá con altos estándares científicos.

Sobre el atlas de biodiversidad, Castro comentó que la idea es pasar del "embrión" que supone el CRBio a "un sistema abierto de uso público global, con muchos más socios activos" que se involucren en el aporte de información científica.

"Queremos que otros países vean la fuente de riqueza no extractiva que se ha desarrollado en uno de los más pequeñitos que hay en la franja tropical y que en vez de que observemos con tristeza como desaparecen los bosques tropicales vean una esperanza y una alternativa de uso sostenible", afirmó Castro.

Costa Rica es un país de 4.3 millones de habitantes y 51 mil 100 kilómetros cuadrados (el 26 % del territorio bajo protección) que alberga el 4.5 % de la biodiversidad mundial.

"La única forma en que la biodiversidad tropical sobrevivirá es aunando esfuerzos a través de las fronteras y ese va a ser el aporte de Costa Rica", dijo el ministro.

EFE