9 de febrero de 2014 / 07:28 p.m.

 

Charlton fue un referente de los ingleses ante el mundo en la década de los 60, particularmente en la Copa del Mundo que albergaron en 1966, donde hicieron válida su localía para coronarse.

A pesar de las figuras que han surgido en la historia de dicho país, nadie ha podido igualar a Charlton, quien fue considerado como un "mago" por su manera de jugar, además de ser el máximo anotador en la historia del equipo "de la rosa".

El jugador, quien debutó con el Manchester United en 1954, fue uno de los sobrevivientes al accidente aéreo que sufrieron los "red devils" el 6 de febrero de 1958, cuando regresaban tras enfrentar al Estrella Roja de Belgrado en la Copa de Europa y donde murieron ocho de sus compañeros.

Surgido en las filas del "ManU", el originario de Ashington marcó 49 goles en 105 partidos como seleccionado nacional. No anotó en la final de la Copa del Mundo 1966, pero colaboró para armar un equipo fuerte y llegar a la final.

El 30 de julio de 1966 en el estadio de Wembley, durante la victoria 4-2 sobre los germanos para coronarse monarcas del orbe, Charlton ganó la partida a otro de los emblemáticos jugadores de todos los tiempos como lo es el alemán Franz Beckenbauer, quien trató de neutralizar al inglés sin éxito.

Si a los 28 años brilló con su selección en 1966, a los 32, en México 1970, se mantuvo como uno de los líderes del conjunto hasta llegar a la fase de cuartos de final ante Alemania, un juego que significaba la revancha para los teutones.

El partido se realizó en el Nou Camp de León, Guanajuato. El cuadro inglés se adelantó 2-0, pero los germanos igualaron y obligaron al tiempo extra, donde Gerd Muller anotó el 3-2 definitivo para el "desquite" de 1966; Charlton jugó 70 minutos ese partido.

Fue en León, Guanajuato, donde Bobby Charlton se despidió como seleccionado nacional, luego de cuatro Copas del Mundo (Suecia 1958, Chile 1962, Inglaterra 1966 y México 1970), para poner fin a una brillante carrera como seleccionado, el mejor de su país en la historia.

NOTIMEX