12 de febrero de 2014 / 12:31 a.m.

Cuando el partido parecía equilibrado pero confuso y con escasas ocasiones de riesgo, Juan Carlos Ferreyra puso en ventaja a Botafogo. El espigado jugador argentino del equipo brasileño recogió dentro del área chica un rebote cedido por el arquero Sebastián Torrico ante un violento disparo de distancia de Jorge Wagner.

Botafogo pareció bajar la presión, pero a los 51 minutos aumentó sorpresivamente su ventaja. Wallyson eludió a un par de marcadores y anotó con potente disparo desde casi 30 metros, al ángulo superior izquierdo del arco local.

El equipo brasileño complicó la zaga argentina especialmente por la presión de Ferreyra, el uruguayo Nicolás Lodeiro y Wallyson, la nueva estrella del equipo carioca. Wallyson había anotado tres goles en los encuentros de Botafogo con Deportivo Quito en la fase previa del torneo continental.

San Lorenzo buscó generalmente de contragolpe y perdió algunas buenas ocasiones. En una de ellas, Angel Correa disparó apenas desviado con tiro un cruzado y rasante, tras recibir preciso pase de Nicolás Blandi y cuando el arquero Jefferson nada tenía que hacer.

Blandi tuvo otra clara posibilidad, pero su fuerte disparo desde unos 20 metros salió por sobre el travesaño del arco de Jefferson.

En ventaja cómoda, Botafogo bajó el ritmo y la presión, provocando incluso algunos abucheos de sus propios hinchas en el renovado Estadio Maracaná.

San Lorenzo, en cambio, buscó afanosamente llevarse por lo menos un valioso gol de visitante, e instaló un ataque sostenido en los últimos minutos. Hacia el final, casi lo logró pero Jefferson tapó de buena manera un tiro de Correa a boca de jarro.