22 de septiembre de 2014 / 08:47 p.m.

La justicia deportiva de Brasil anunció hoy que investigará insultos supuestamente homofóbicos vertidos en un partido de fútbol el pasado domingo, entre el Corinthians y el Sao Paulo, después de haber castigado al Gremio por racismo.

La fiscalía del Superior Tribunal de Justicia Deportiva también investigará peleas, disturbios y el lanzamiento de objetos al campo ocurridos en varios partidos de la vigésima tercera jornada de liga, el pasado fin de semana, según un comunicado del órgano.

El procurador general deportivo, Paulo Schmitt, solicitó las imágenes de televisión de varios partidos para analizar si se cometieron irregularidades que serían denunciadas ante el Tribunal.

En el partido Cruzeiro-Atlético Mineiro, clásico de la ciudad de Belo Horizonte, el árbitro detuvo el partido momentáneamente cuando varios hinchas rivales se arrojaron "artefactos explosivos", según el acta arbitral.

En el clásico Corinthians-Sao Paulo se registraron peleas entre seguidores del equipo local y además fue lanzado un mechero al campo desde la grada del Corinthians.

En ese partido los hinchas del Corinthians gritaron repetidas veces 'bicha', palabra peyorativa usada para referirse a los homosexuales, al portero rival, Denis, aunque el acta arbitral no recogió este episodio.

La semana pasada, el Corinthians difundió un manifiesto pidiendo a sus aficionados que dejasen de llamar 'bicha' a los porteros rivales, algo que han hecho sistemáticamente durante años.

"Aquí no hay y no puede haber homofobia. Por el fin del grito de 'bicha' en el saque de meta del portero adversario. Porque la homofobia, además de ir contra el principio de igualdad que está en el ADN de los aficionados del Corinthians, puede perjudicar al equipo", dice el manifiesto.

En una decisión inédita, el STJD castigó hace tres semanas al Gremio con su exclusión de la Copa de Brasil por los insultos supuestamente racistas proferidos por un grupo de sus aficionados contra un portero rival, Aranha, del Santos.

AGENCIAS