14 de enero de 2014 / 12:35 a.m.

El Rebaño sigue invicto en el torneo y tras la victoria ante Jaguares el ánimo crece y es que se sacaron una mala racha ante los chiapanecos, pues el conjunto de la selva siempre sufrieron, además que Omar Bravo, delantero del Rebaño, fue claro y dijo que en el semestre pasado el derrotismo se instaló en el conjunto rojiblanco.

“Creo que nos adaptamos mejor a las condiciones de la cancha y eso cuenta también en cualquier sistema. También el equipo tiene otra actitud, otra chispa a la hora de pelear cada pelota y eso suma. Yo no estaba, pero los vi todos los partidos, como reitero hay otras sensaciones, hay optimismo, cierto que había un espíritu de derrotismo y ganando se quitan esas cosas, el funcionamiento va de la mano conforme pase el campeonato y esperemos que siempre sea así positivo”.

Haciendo memoria sobre el gol con el que vencieron a Jaguares, Bravo señaló que él fue a ganar el balón y que se llevó un fuerte golpe, pero que eso no lo intimida en lo absoluto.

“Siento que toco el balón, pero no vi la demás jugada, para ser sincero, hasta ahí me quedé. Fue un golpe muy fuerte, lo importante es que cayó el gol. Por ahí tuvimos un par de jugadas de gol y que la gente se vaya contagiando”.

JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ