REDACCIÓN
17 de octubre de 2014 / 03:45 p.m.

Una verdadera pelea campal se llevó a cabo en el futbol argentino de la tercera división entre Deportivo Roca y Cipolleti que dejo el partido inconcluso. En la bronca se involucraron los jugadores titulares y suplentes de ambos conjunto. Hasta la policía se tuvo que involucrar.

En total fueron 12 tarjetas rojas fueron dadas por el árbitro del partido.

El defensa de Cipolleti Marcos Lamilla fue castigado con tarjeta amarilla con un foul sobre Fernando Fernández. Esto causó protestas y los primeros empujones se dieron.

No obstante Lamilla fue a buscar a Fernández donde los dos se empezaron a pelear para desatarse la locura. El director técnico de Cipolleti calificó las acciones de su jugador como desagradable.