REDACCIÓN
1 de noviembre de 2014 / 06:35 p.m.

En el juego en el que Real Madrid goleó 4-0 al Granada, Pepe y Sergio Ramos vivieron una escena para el olvido.

En una jugada donde ambos estaban disputando un balón, el portugués levantó la pierna de más y golpeó al español.

Ramos quedó tendido en el césped por un lapso y con el abdomen marcado por el tachón; afortunadamente pudo levantarte y seguir jugando.