6 de abril de 2013 / 04:53 p.m.

Monterrey.- • Debido a que el día de mañana se adelantará una hora más los relojes, los trastornos que sufren los seres humanos a estos repentinos cambios horarios, pueden repercutir en la salud siempre y cuando no se tenga un hábito saludable, así lo señaló el neurólogo, Francisco Guerrero.

En entrevista, el doctor mencionó que debido a que el ser humano está acostumbrado a estar despierto en la oscuridad, le es imposible conciliar el sueño durante las horas marcadas para el mismo.

Sin embargo, estos hechos no deben permitir la fatiga de la sociedad y debe saber que es mejor estar acostumbrado a dormir cuando sea de noche y despertarse cuando la luz del sol entre por la ventana.

  El doctor señaló además que cuando una persona duerme mal, baja su productividad de trabajo y es por eso que se siente malhumorado, depresivo y piensa que no le rinde el día.

Estos factores que parten desde la costumbres y educación de las personas, ocasionan que al dormir menos tengan más hambre y cambie su metabolismo.

A su vez, cada persona que sufre de insomnio o ronca, puede presentar algún síndrome de Sueños Insuficientes o algún trastorno previo no identificado.

Esto pudiera poner como riesgo la salud del individuo y se percibe aún más en los adultos mayores y en los menores de preescolar, con conductas de hiperactividad, inquietud o déficit de atención.

El neurólogo recomendó a la población a evitar la siesta a menos de que se esté cansado y que sólo se prolongue a 30 minutos, por lo que se debe tener una alimentación balanceada, cenar dos horas antes de irse a la cama y hacer algún ejercicio antes de dormir.

- REDACCIÓN