30 de octubre de 2014 / 04:37 a.m.

El pitcher de los Gigantes de San Francisco Madison Bumgarner o también conocido como MadBum es el mejor de todos los tiempos en la historia de la postemporada de las Grandes Ligas.

No hay discusión. Bumgarner se echó literalmente a los Gigantes en su espalda para conquistar el título de la Serie Mundial en el 2014.

MadBum permitió solamente una carrera en 21 entradas lanzadas. Ponchó a 17 bateadores y dio una base por bolas.

Con tener un descanso de únicamente dos días después que en el Juego 5 blanqueó a los Reales de Kansas City, en el cual tuvo 117 lanzamientos y ser requerido de trabajar en el Juego 7 por cinco entradas y permitir solamente dos hits es irreal. Nada más porque lo vi con mis propios ojos lo puedo creer.

En esta postemporada, Bumgarner estableció el récord con 52 entradas lanzadas y tuvo un récord perfecto de 4-0 con una efectividad de 1.03. Las Grandes Ligas después del Juego 7 le dieron la victoria a Jeremy Affeldt y a Bumgarner el salvamento. Pero honestamente MadBum ganó este partido como cargó con la escuadra por las últimas cinco entradas del partido.

Madison fue el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y nadie iba a negarle este mismo premio en la Serie Mundial. Me imagino que el voto fue unánime.

Bumgarner ahora en su carrera, en la Serie Mundial, tiene marca de 4-0 y además la mejor efectividad en la historia de 0.26. Sólo el cuadrangular solitario de Salvador Pérez en la séptima entrada del Juego 1 de esta serie es la única carrera que ha permitido en su trayectoria en el Clásico de Otoño.

En los últimos años hemos visto a grandes pitchers fallar en postemporada como Justin Verlander y Clayton Kershaw. Pero Madison Bumgarner está que vuela hacia el Salón de la Fama y apenas tiene 25 años de edad.

JOSÉ MANUEL VILLALVA