REDACCIÓN
25 de septiembre de 2014 / 03:50 p.m.

Los Guerreros de Goleen State en la NBA presentaron ayer el proyecto de lo que será su nueva casa para el 2018, pero aunque se trata de una Arena modernista, se ha desatado la polémica porque su diseño parecer ser un "gran inodoro".

Joe Lacob, dueño de la franquicia que juega en Oakland, presentó ayer los planos de lo que será el complejo de la nueva Golden State Arena, que estará enclavada en San Francisco.

El diseño es moderno y muy vistoso, y queda perfecto en la bahía donde los Warriors compraron el terreno para construirlo.

Todo genial, salvo que el edificio parece un inodoro de grandísimas dimensiones al lado del emblemático puente Golden State.

El diseño del que será el pabellón de los Warriors desde la temporada 2018-2019 ha llamado la atención a varios periodistas estadounidenses, que no han tardado en bromear sobre la futura casa del equipo -todavía- de Oakland.

Un portavoz de la franquicia californiana advirtió de que el diseño del pabellón no era definitivo y que seguían abiertos a cualquier cambio para mejorar el entorno de Mission Bay.

El portavoz afirmó a Sport Illustrated que todavía se encontraban en la fase de diseño, y querían conocer la opinión del Comité Consultivo antes de continuar, pero aseguró que pronto se conocerían más detalles relacionados con el aspecto definitivo que tendrá el edificio.